Sed de Mal. 1958

Sed_de_mal

Dirigida por Orson Welles en 1958, interpretada además de por Welles, por Charlton Heston, Janet Leigh, Joseph Calleia, Akim Tamiroff. También aparecen Zsa Zsa Gabor y Marlene Dietrich, aunque de forma testimonial.

image

Hasta aquí lo que pone en todos los lados. ¿Qué hay de más?

image

El presupuesto de maquillaje debió de ser bastante elevado para dar ese toque moreno-mexicano a Charlton Heston durante toda la película, (quizás lo embadurnaron de melaza que cuesta de quitar). Un mexicano poco creíble, vaya. Akim Tamiroff si que da el perfil de mexicano mafioso, guarro y gandul.

En cuanto a las actrices te acuerdas más de Marlene Dietrich que de Janet Leigh y eso que sale en cuatro escenas. La Leight es tan buena, inocente, guapa y delicada que dan ganas de que la asesinen. Tania, como se llama en la película la Dietrich, está arrebatadora.

image

Es de destacar la escena de Janet Leigh en paños menores y muy sensual:

image

Orson Welles (Hank Quinlan) con sus cuarenta y tres años en ese momento, en la película parece que tenga setenta, da vida a un todopoderoso poli troglodita traumatizado por el estrangulamiento de su mujer.

image

En cuanto a planos, los picados y contrapicados….hay muchos

image

image

image

image

image

image

image

y sombras, muchas sombras….

image

image

image

image

image

image

e incluso oscuridad casi total…

image

image

En el apartado de escenas típicamente tópicas las del toro hispanomexicano que toda película hollywoodiense sobre México que se precie debe incluir…

image

Ahí es ná.

No seria correcto este destripe de Sed de Mal sin hacer referencia a uno de los más largos planos secuencia del cine, de esos que van todo seguido, sin cortes, de tres minutos y once segundos de duración. Lo puedes ver aquí.

¡Ale! A disfrutarla. Cualquier obra creativa merece un respeto y un poco de tu tiempo. A mí me gustó. ¿Y a tí?

Anuncios

Publicado por

Josevi Blender

Absorbido por la novela y el cine, eso sí, negros.

One thought on “Sed de Mal. 1958”

  1. Picados, contrapìcados y sombras forman parte del estilo Welles, siempre justificados en cuanto a que son la expresión psicológica de los personajes y a lo que desea transmitir al espectador: situaciones de desequilibrio, peligro, incluso suspense. Es innegable el talento del enfant terrible de Hollywood, en ese sentido el plano-secuencia ha pasado a la historia, al igual que las perversiones de raccord del gran Ford. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

Comenta lo que quieras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s