Bloodline. Serie. 2015

No somos malas personas, pero hicimos algo malo.

bloodline

Nadie quería que ocurriera pero acabó ocurriendo. Como dice John Rayburn: “A veces sabes que algo va a venir”. Esta serie cuenta la historia de los Rayburn, unos hippies sesenteros que fundaron su paraíso en los cayos de Florida. Un hotel que regentan y que les ha convertido en una de las grandes familias de la zona. A ellos y a sus cuatro hijos. Pero también tienen su desgracia y su secreto. Y los secretos acaban saliendo a la luz y cobrándose sus réditos.

Hotel Rayburn House
Hotel Rayburn House

Hasta aquí podría parecer una nueva serie de saga familiar como Dallas y sus Ewing. Pero no es así, ni mucho menos. Muy apropiada para ver en ella una buena historia y puesta en escena neonoir. Un ambiente que tiene algo de Hemingway, del que su El viejo y el mar se me apareció en numerosas ocasiones, y de las viejas historia de venganza y rencor en el seno familiar. El destino siempre está presente, y es fatal.

Con un inicio un poco lento, poco a poco el encantador y placentero hotel se va convirtiendo en un infierno. El drama familiar cede terrero a una investigación policial y acaban coexistiendo ambos. Algunos críticos clasifican esta serie como un family noir dentro del género.

Una endémica historia sobre quién, cómo y el porqué de los Rayburn, como han llegado a convertirse en lo que son. Con un comienzo idílico, la vida de los Rayburn comenzará a derrumbarse con la vuelta a casa de Danny, el hijo mayor apartado de la familia, oveja negra y que se sospecha que ha llevado una vida disoluta. Y Danny viene a recordar un gran pecado, y a cobrar. Y todos le temen. Los continuos flashback de la serie aclaran y proponen, anuncian y esconden, manteniendo viva la curiosidad. Una manera de narrar muy atractiva.

La serie juega con la sospecha y con un traslado constante entre las simpatías y los odios de un personaje a otro: Robert Rayburn, padre onmipotente y omnipresente; Sally, la madre naif;  John, policia del departamento de Isla Morada donde transcurre la acción: Kevin, hermano menor con tendencias alcohólicas y violentas, un Peter Pan; Meg, la pequeña de la casa, abogada y Danny, el mayor, con muchos agravios en su cuerpo. Unos personajes marcados por la culpa y los remordimientos.

Bloodline_reparto

A modo de curiosidad, dos de sus actores han sido nominados a los premios Emmy 2015: Kyle Chandler (John) como Mejor Actor en una Serie Dramática y Ben Mendelsohn como Mejor Actor de Reparto en una Serie Dramática por el papel de Danny Rayburn, verdadero motor dramático de toda la historia. Ayer se repartieron los premios y ninguno de ellos se llevó el premio. Poca recompensa para tan buen trabajo.

Buen Neonoir.

Anuncios

Publicado por

Josevi Blender

Absorbido por la novela y el cine, eso sí, negros.

Comenta lo que quieras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s