Sólo un muerto más. Ramiro Pinilla. 2009

Sancho es un fan incondicional, como muchos otros (y no quiero mirar a nadie), de Hammet y Chandler, los idolatra y quiere escribir como ellos. Ya ha escrito dieciséis novelas y las editoriales le han devuelto las dieciséis. Y lo comprende. Son malísimas.

En un intento de regeneración literaria, dejará de imitar a sus ídolos. Ha decidido que ahora imitará a sus personajes. Se convertirá en Marlowe y Spade. Hasta aquí podría ser una historia común, si no fuera por que Sancho Bordaberi se convertirá en un Spade a la vasca, en Getxo y en plena posguerra española, 1945.

solo_un_muerto_mas_Josevi_BlenderCon un nuevo nombre, Samuel Esparta (no son necesarias alusiones), con el traje y el sombrero de ala ancha heredados de su padre, conservados como oro en paño, este propietario de la librería Beltza (negra en euskera) penetrará en las vidas de las gentes de Getxo en una huida hacia delante que salve sus aspiraciones literarias.

Para escribir su novela con esta nueva identidad, desempolva un suceso ocurrido hace 10 años y que se convirtió, a las puertas de la guerra civil, en “sólo un muerto más”. Intentará encontrar al culpable del asesinato de uno de los detestados gemelos Altube, entre todos aquellos que se vieron involucrados en aquella fatídica noche.

Se moverá en una situación sociopolítica complicada en la que los personajes que le acompañan son tan singulares como él mismo. Koldobike, su dependienta de la librería, que ejerce de secretaria de Samuel y que lo apoya incondicionalmente. Koldobike es mordaz pero cariñosa, incluso no dudará en teñirse de rubia y usar faldas ajustadas para trasladar el ambiente virtual de Spade a la vida de su jefe. Los diálogos entre Koldobike y Samuel es uno de los platos fuertes de esta historia.

Luciano es un falangista poeta que se pegará a las espaldas de Sancho para intentar escribir como él, un punto esquizofrénico de idolatría de idólatras. Don Manuel, el maestro; Lucio Etxe que sobrevive de lo que arroja la playa durante la noche; Joseba Ermo, ferretero de Getxo, y otros personajes relacionados con la actividad económica habitual de una librería no les van a la zaga en peculiaridades.

En este País Vasco rural y marítimo, Pinilla refleja muy bien el miedo, la miseria del extraperlo, la violencia, los muertos pendientes o la lucha por la libertad lo que hace que esta novela acepte otras múltiples lecturas.

Pero al final es una novela de soñadores que se enfrentan a una cruda realidad.

Ramiro_Pinilla_ficha

Anuncios

Publicado por

Josevi Blender

Absorbido por la novela y el cine, eso sí, negros.

11 comentarios en “Sólo un muerto más. Ramiro Pinilla. 2009”

    1. Recomiendo también, “Antonio B el rojo” (mal titulada muchos años después como “Antonio B el ruso”) “Las ciegas hormigas”, “Aquella edad inolvidable”. esas como lo mejor tras lss “Verdes valles…”

      Le gusta a 2 personas

  1. Qué bueno recordar un poco la trama de la novela. Casi sólo me acordaba de lo mucho que había disfrutado. Ahora he vuelto a ver que salen personajes de la trilogía “Verdes valles, colinas rojas”. Gracias por la reseña que ya esperaba.

    Le gusta a 1 persona

      1. Como que la voy a volver a leer antes de seguir con el resto de la trilogía. Por cierto hace un par de fines de semana estuve por los verdes valles y las colinas rojas y me dieron ganas de releer esa trilogía también. Era un escritor genial.

        Le gusta a 1 persona

Comenta lo que quieras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s