Detectives bajo el franquismo en el cine español.

El franquismo contra la figura del detective.

Marlowe interpretado por Bogart

El detective ha sido un pilar básico en el cine negro. En Estados Unidos la profusión de su figura llevó a crear verdaderos mitos como Spade o Marlowe. Sin embargo, en una España recién salida de la guerra civil, y con una censura franquista encargada de velar por la senda ideológica elegida para el pueblo español, el detective no era un personaje ni útil ni bien visto.

Esta incompatibilidad de la dictadura con el personaje se produce por varios motivos ideológicos.

En primer lugar, su misma existencia ponía de manifiesto cierta incompetencia de la policía, era inadmisible que la población tuviera que recurrir a un detective porque aquélla fuera incapaz de resolver un asunto en cuestión. Ni mentamos la posibilidad de corrupción.

Fotograma inicial de la película Brigada Criminal de Ignacio F. Iquino. 1950

Para justificar sus actuaciones el detective necesitaba indagar en el entramado social en el que se movía realizando, a veces sin pretenderlo, una crítica social de su entorno únicamente con mostrarlo, máxime si lo hacía a través de los ojos de ciudadanos o incluso de los delincuentes, aspecto tampoco muy agradable a ojos de la censura, que debía impulsar el “todo está bien” y el “aquí no pasa nada”.

Tampoco se podía consentir fomentar un tipo social que se basaba en la ambigüedad, en cierta marginalidad. Típicos son los casos en los que el investigador desconfiaba de su cliente, que a su vez recurría a sus servicios porque tenía algo que ocultar, contando verdades a medias, y persiguiendo fines poco elogiables cuanto no directamente delictivos siempre al margen de las autoridades.

A menudo los rompecabezas a los que se enfrentaba el detective acababan convirtiéndose en problemas morales, lo que provocaba que se situara del lado de los marginados y más débiles en contraposición a los poderosos y adoptando posturas éticas muy particulares desacreditando a la autoridad y la justicia.

 Todo ello hizo que el personaje del detective/investigador, hasta en su vertiente más trivial fuera en nuestro cine residual y eludida.

Pero aún así se consiguió llevar adelante alguna película basada en su figura, despojándolas primero de las cualidades que hacían interesante al tipo de la gabardina y whisky en la mano. El resultado fue tan opuesto al arquetipo que clasificarlas como de cine negro o policial sería un tanto ofensivo para el resto del género. Yo creo que se sería mejor incluirlas en las listas de comedias.

Os quería hablar de tres películas en particular. La lupa de 1955, Detective con faldas, de 1962, y Crimen imperfecto, ya en 1970 al final de la dictadura. La primera dirigida por Luis Lucía, la segunda por Ricardo Núñez, y la tercera dirigida y protagonizada por Fernando Fernán Gómez.

La lupa, cuenta las peripecias de dos desgraciados que abren una agencia de investigación pensando en forrarse. Es una sucesión de casos independientes con finalidad moralista y humor blanco. En esencia trata de preservar la moral: el marido infiel en realidad no lo es, el cazadotes en realidad está enamorado y el malvado empresario tiene, en contra de las apariencias, un buen corazón.

Crimen imperfecto, cuenta la historia de Salomón (Fernando Fernán Gómez) y Torcuato (José Luis López Vázquez) que heredan del tío de uno de ellos una agencia de detectives encargada de asuntos prematrimoniales. Un asesinato, o lo que parece serlo, y su intento de esclarecimiento es el argumento de una película inmersa en la España desarrollista de los sesenta utilizando el sitecom como modus operandi y la minifalda como obsesión del españolito. Nada de cine negro, comedia de situación donde los protagonistas se ven abocados a resolver acontecimientos que les vienen grandes. Habrá quien quiera ver algo en ella pero no deja de ser el tipo de película que le ha dado mala fama a nuestro cine y que tanto cuesta de eliminar.

Por último, Detective con faldas se basa en la figura del escritor metido a detective. Es un espécimen un tanto raro, rodada en París y protagonizada por una gran Mary Santpere muy comedida en el papel de escritora de novela negra al estilo de una Miss Marple pero extrovertida y atrevida que se encargará de resolver un asesinato en que se encuentran implicados tanto su hija como su yerno. Adjudicar este papel a una mujer es uno de los aspectos destacados de la película. Quizás por ello la cinta hubo de rodarse en París, detective y mujer era demasiado para situarla en cualquier lugar de España.

Es la única película de las tres basada en una novela “Napoleón llega en el Clipper” de Luisa María Linares, escritora asociada principalmente a la novela romántica.

Y que además se puede ver libremente en youtube.

Una figura tan icónica, la del detective, que nos fue privada en el cine español por la censura de la dictadura franquista, como de tantas otras cosas.

Out of thin air. Documental. 2017.

Cuando el género negro está remitiendo, cuando el exceso de oferta de ficción sobrepasa la demanda, tal y como reconocen los entendidos, es en este justo momento cuando las editoriales empiezan a publicar títulos que abarcan la no ficción noir, la divulgación de casos reales, vaya.

Esta apuesta, de nuevas historias, de nuevas perspectivas a través de la no ficción, con el plus de veracidad que conlleva, como si de nuevo sabor se tratase, nos ofrecen un nuevo producto de consumo para las masas deseosas de digerir más y más noir ….Y es que El Caso tenía su aquel…. y su ahora. Ya se sabe, la realidad supera a la ficción.

Las editoriales RBA y Al Revés empiezan a dar buena cuenta de ello. Quizá consideren que es hora de beber directamente de las fuentes de inspiración.

Y como adelanto a la edición española de Reikiavik Confessions, próximo título para 2019, que abrirá una nueva colección dedicada al “true crime” de RBA, se me ocurrió ver el documental Out on thin air, relacionado con el crimen, basado en la historia de la desaparición de dos ciudadanos en la pacífica Islandia, un caso que conmocionó durante la década de los 70 y 80 a la candorosa sociedad islandesa que confiaba, hasta ese momento, en su policía y su justicia. Un caso aún sin resolver.

Out of this air, desarrolla el caso criminal de mayor repercusión mediática del siglo XX en Islandia, la tierra de la baja delincuencia. Se trata de la desaparición de dos ciudadanos islandeses, Guðmundur Einarsson y Geirfinnur Einarsson, en principio sin relación entre ellos, sin antecedentes y sin aparente explicación.

Este documental narra la investigación de una periodista, para intentar dilucidad como sucedieron los hechos, las detenciones, las declaraciones, los interrogatorios, el juicio y la posterior condena de los principales encausados.

Pero no se trata de un documental más, donde se constatan sucesos. El verdadero interés del documental reside en la indagación en los heterodoxos métodos que emplearon las autoridades para dar respuesta a presión que la sociedad y medios de comunicación islandeses ejercían sobre ellos. Y parece ser que estos no fueron novedosos ni tampoco ni ética ni legalmente aceptables.

La periodista constata la utilización de unos métodos de manipulación psicológica que consiguió influir en los recuerdos de los acusados para que reconocieran hechos de los que ni siquiera estaban seguros que se hubieran producido o en los que ni siquiera participaron. Parece ser que lograron, a través de horas de interrogatorios combinados con privación del sueño y semanas de aislamiento, una confusión en los recuerdos de los acusados dignos de las más eficaces tácticas de adulteración de la percepción, con la única finalidad de encontrar culpables. Un trabajo muy fino.

Podéis verlo en Netflix. No tiene desperdicio.

Bruma Negra 2018.

REDCARTELFESTIVALDEFINITVOEl año pasado ya tuve ocasión de colaborar en la exposición Pulp Fiction que se inauguró durante el Encuentro del género negro en Plentzia que anualmente organiza el gran Juan Mari Barasorda, y lo de gran no es gratuito. Según la RAE: Que supera en dotes e intensidad a lo común y regular. Su particular esfuerzo hace que esto vaya adelante.

Tras la Semana Negra de Gijón, Bruma Negra es el encuentro del género más antiguo del panorama español. Tras su primera y segunda edición en 1992 y 1993, fue retomada en 2015. No es poca cosa.

En aquella primera edición se repasó la obra literaria de Manuel Vázquez Montalbán, y tuvo lugar una mesa redonda sobre novela, cine y televisión negros moderada por Manuel Quinto en la que participaron Francisco González Ledesma, Andreu Martín, Juan Madrid y Fernando Martínez Laínez. Ahí quedó eso.

REDCARTELEXPOSICIONDEFINITIVO

Este año vuelvo a la carga con nueva exposición “Novelas negras para la historia”, títulos seleccionados por el equipo de Calibre 38 que dirige Ricardo Bosque. En ella agrupan títulos de referencia por décadas para aquel que no quiera perderse los imprescindibles. Haced caso, su sabiduría noir es muy valiosa y te conducirá apropiadamente desde las raíces del género hasta los años 50 a través de sus máximas obras.

panel7panel17

Pero no contento con eso, junto con mis compañeros Fran J. Ortiz, y Noemí Pastor vamos a platicar sobre el género en su vertiente visual: cine y series. Ya veremos donde nos lleva el barco. Un panorama de las series como nuevas productoras de material fílmico. Nuevos modos de narrar. Nuevos escenarios. Nuevos elementos. Negros, eso sí.

Estaré en Plentzia el fin de semana de San Juan. Solsticio de verano. Una especial circunstancia para hablar del género.

Yo seré el tio de la barba y la gorra. Cámara en mano.

Y gracias a Juan Mari por permitirme participar.

Programa completo de Bruma Negra 2018

 

La primera película de Sherlock. Sherlock Holmes baffled. Arthur Marvin. 1900

Sherlock_holmes_baffled_Todo_negro_josevi_Blender_2Y vamos retrocediendo, como si estuviéramos con las precuelas de una saga. Con ésta espero acabar con la trilogía. Ya hemos visto Asalto y robo de un tren e Historia de un crimen. Es el turno de Sherlock Holmes baffled, la supuesta primera película basada en tan entrañable personaje.

Como suponer, supongo que únicamente el título Sherlock Holmes desconcertado o perplejo (baffled) ha sido suficiente como para catalogarla como referente a don Sherlock. Si su director, Arthur Marvin, allá por 1900, la rodó y la llamó así, sería por algo. También hay quien apoya el título y el contenido añadiendo argumentos, digamos, circunstanciales. Juzguen. Y si no diviértanse. Lo merece.

William_Gillette_Todo_negro_Josevi_Blender

Este argumento se basa en la propia vestimenta que luce el señor Holmes en la película. Una bata del mismo estilo (necesito a alguien que lo aclare) que lucía el actor William Gillette, en sus obras teatrales basadas en la afamada figura, cuando transitaron del medio escrito al medio visual.

Guillette fue el primero que, además de interpretar al personaje en teatro, escribió adaptaciones de las obras de Conan Doyle para este medio. Fue también él quien llevó a los escenarios los arquetipos perteneciente a la estética holmesiana: la pipa y su conocido gorro de cazador. Este último fue introducido por un gran ilustrador de la época, Sidney Paget, allá por 1891 en la revista The Strand. Seguiría ilustrando durante muchos años los relatos de Conan Doyle en esta publicación. Detective por los tiempos de los tiempos. Amén.

Pero volvamos a la película, cinta, documento gráfico, o como queramos clasificarla. En ella está, parece ser, la primicia de todas las creaciones cinematográficas posteriores de uno de los personajes más conocidos y estimados del género más universal que se conoce, el policial.

mutoscopio_Todo_negro_josevi_BlenderEn cuanto a su producción y realización, el medio material utilizado fue la fotografía. A pesar de que se rodara en cinta, su montaje se realizó a partir de capturas de fotogramas para su posterior emisión en otro de los gérmenes del cine, en este caso técnico. Fue el mutoscopio la técnica elegida para su reproducción, desarrollada por Harry Marvin, hermano del director,. En el mutoscopio, las imágenes eran simples copias de fotografías en blanco y negro. pero en vez de ligar las imágenes como un pequeño libro, éstas eran colocadas en un cilindro.

Se creía desaparecida, pero fue descubierta en 1968 con sus fotogramas impresos en papel en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. En estos momentos se encuentra pendiente de ser clasificada en el registro cinematográfico del mismo.

Nunca nos acostaremos sin saber una cosa más…del cine.

Sherlock_holmes_baffled_Todo_negro_josevi_Blender_1

Podéis verla íntegramente aquí, son 51 segundos:

¿Quién es más malote?

A ver, os presento. Estos son los miembros de la banda de cerveza ilegal que opera en la película Las calles de la ciudad de 1931.

En una de las escenas finales de la película, el director Rouben Mamoulian hace un repaso con un primer plano de cada uno de ellos consecutivamente. Gran escena. No sé si se contemplaría en el contrato. El caso es que me preguntaba quien de ellos me daría más miedo si se dirigiera cara a mí a exigirme una deuda.

¿Y para ti? ¿Cuál te impone más respeto?

¿Y qué pensarán tus amigos? Comparte por favor.

Edward Bunker. El auténtico. ¿Por qué no yo?

Edward_Bunker_Todo_negro_Josevi_Blender_3Quiero dedicar este último post del año a Edward Bunker, el auténtico, un escritor que basó sus novelas en su experiencia personal porque la autenticidad creo que se está perdiendo.

Con ello pretendo reivindicar la novela negra escrita por aquellos que la han vivido. Son muchos los que inventan historias sobre temas y en lugares que desconocen desde la posición aburguesada del negocio literario. Google solventa muchas cosas. Con Bunker no sucede. Las distintas aventuras que nos propone, tan reales como un mal sueño, son experiencias vitales propias. No hace falta más que echar un vistazo a su autobiografía La educación de un ladrón para darse cuenta que sus novelas son sólo un pequeño y liviano retazo de la verdadera vida de un delincuente de los años 40 y 50 en el sudoeste de Estados Unidos, En una California quizás no tan conocida como la de los 60.

Mucha novela de entretenimiento con poco atisbo de verdad inundan las librerías en un logrado intento de fagocitar el negocio editorial del supuesto género negro. Un maremágnum en el que todo se intenta vender utilizando indiscriminada y despiadadamente las etiquetas que hagan falta.

Edward_Bunker_Todo_negro_Josevi_Blender_4

Bunker escribió sus primeras cinco novelas entre las distintas cárceles que estuvo, sobre todo en las californianas Folsom y San Quintín (donde fue el preso más joven en ingresar con tan sólo diecisiete años), hasta que la sexta que escribió No hay bestia tan feroz publicada originalmente en España en los años 70 bajo el título de Libertad condicional consiguió el apoyo necesario por editores americanos para su publicación. Él mismo reconoce que esto le libró de pasar gran parte del resto de su vida entrando y saliendo de prisiones resultado de su carácter rebelde y salvaje. A veces el sueño americano sucede. Pocas veces.

Desarraigado familiar, autodidacta, voraz lector. Tom Wolfe, Willard Motley, Albert Camus, Erich Fromm. Atento a lo que le rodea, la vida carcelaria. Perro come perro está basada en una historia que un recluso le contó en San Quintín, en sus memorias hace muchas referencias a determinados episodios de su vida como inspirador de pasajes de sus novelas. Sus 18 años en prisión le permitieron conocer directamente a famosos delincuentes como Caryl Chessman residente del corredor de la muerte, cuyo libro Celda 2455 pabellón de la muerte se considera uno de los mejores testimonios de estos condenados y quien despertó en Bunker el deseo de ser escritor.

Edward_Bunker_Todo_negro_Josevi_Blender_5

Edward Bunker un gran cronista de una época y un lugar, cuya vida trasciende sus propias obras. Un referente de autenticidad literaria.

Así que a pesar de que esto no pueda caer bien en la granja editorial negra, señores escritores, un poco más de verdad, porque no todos tenemos la suerte o la desgracia de haber tenido sus vivencias. Tomen ejemplo. También se puede escribir ciencia ficción. La verdad se reconoce.

Edward_Bunker_Todo_negro_Josevi_Blender_2

Edward_Bunker_Todo_negro_Josevi_Blender_libros

 

 

 

 

PULPS FICTION. Una exposición que empieza a rodar.

19366189_10211880181351905_962327303767157111_nEn el pasado festival del género negro Bruma Negra de Plentzia se inauguró una exposición dedicada al pulp. Un formato de encuadernación en rústica, barato y de consumo popular, de revistas especializadas en narraciones e historietas de diferentes géneros de la literatura de ficción y que como decía el editor Frank A. Munsey donde “las historias valen más que el papel en el que están inscritas”. Bruma Negra se puso en marcha este festival gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Plentzia y la revista referencia del género negro Calibre 38.

En ella se repasa su historia desde sus inicios, con revista pioneras como Argosy, Flynn’s o Strand, cuyos primeros números empezaron ya a publicarse a finales del siglo XIX y a aquellos que las hicieron posibles como, el ya mencionado Munsey, Joseph T. Shaw, Sidney Paget o William J. Flynn.

exposicion1_Todo_negro_josevi_blender

A lo largo de veintidós paneles se exponen las principales publicaciones como Dime Detective, Black Mask, Detective Story Magazine, cuyos números salieron al mercado durante varias décadas.

exposicion2_todo_negro_josevi_blender

Leer el artículo completo en Moon Magazine…