Feud. Serie. 2017.

feud_bette_and_joan_tv_series-120644719-largeEl cine que habla del cine se le conoce como metacine. ¿Pero cómo se llama una serie que habla del cine? ¿metaserie, metacineserie, metaseriecine? En cualquier caso, si eres amante, devoto, idólatra o incluso un poco friki del cine, no debes perderte Feud, una serie donde los pormenores y menudencias de la industria del cine de principios de los sesenta en Hollywood quedan al descubierto.

Tras repasar en otro post la película ¿Qué fue de Baby Jane? volvemos sobre ella con Feud como excusa.

Por partes.

Para empezar dos bestias de la interpretación: Susan Sarandon, en el papel de Bette Davis, y Jessica Lange, en el de Joan Crawford. Sólo con esto es suficiente para convencer al más reacio.

Susan_Sarandon_Jessica_Lange_Todo_negro_josevi_blender

Además, es un aliciente la época en la que transcurre, principios de los sesenta, en el que la historia de Hollywood empezaba a transitar hacia el verdadero negocio del cine que vivimos actualmente, y donde las estrellas y sus maravillas interpretativas cada vez pesaban menos en el éxito taquillero de las películas.

Susan_Sarandon_Jessica_Lange_Todo_negro_josevi_blender_1

La trama. La vicisitudes por las que atravesaron los integrantes de dos cintas míticas: ¿Qué fue de Baby Jane? y Canción de cuna para un cadáver, ambas dirigidas por un Robert Aldrich que se nos presenta como un verdadero malabarista a la hora de llevar adelante la dirección de estos dos filmes por un doble motivo: dirigiendo a dos estrellas en sus horas bajas y lidiando, al mismo tiempo, con los estudios punteros del momento: la Warner y la 20th Century Fox.

Siempre se ha aludido a la rivalidad Davis-Crawford como uno de los sellos identificativos de las dos películas. Pero la serie rompe este mito. Es verdad que existía, pero no hasta el grado que se publicitó en su momento. El señor Warner empezaba a manipular el marketing cinematográfico. En realidad ambas actrices hacían un frente común ya que su objetivo era el mismo: relanzar sus carreras. Aunque no estaban de acuerdo con todo. Pero lo hicieron de manera distinta.

Joan Crawford, intentaba mantener sus estatus de icono del cine, bella, sensual, magnífica, mientras que Bette Davis intentó en ¿Qué fue de Baby Jane? evolucionar en su profesión, pretendiendo establecer como base, la calidad artística de sus interpretaciones. Es proverbial su primera aparición en el rodaje, en el que dejó boquiabiertos a todos con una caracterización realizada por ella misma de una patética vieja que se resistía a abandonar su antiguo papel de estrella infantil, una imágen icónica del cine.

La historia del rodaje de ambas películas se cuentan a partir del testimonio de otras actrices coetáneas, como Joan Blondell y Olivia de Havilland en 1978, en el Dorothy Chandler Pavilion, donde la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas celebró su Entrega Anual de Premios con el mismo nombre entre 1969 y 1987.

Creo que solamente lo dicho hasta aquí es suficiente para devorar la serie. Por si no fuera suficiente, los secundarios que arropan a semejantes actrices son espectaculares:

reparto_feud_Todo_Negro_Josevi_blender

Y ahora pasamos a los chismorreos. No es que sea importante, pero endulza la vida.

¿Sabías que Bette Davis colocó a su hija en la película? Sí, la vecina de las hermanas Hudson a la que tiene que torear Baby Jane es su propia hija, Barbara Merrill, que utilizó en el reparto el apellido de su padre.

Barbara_Merrill_Todo_negro_josevi_blender

¿Sabías que Joan Crawford fue sustituida en Canción de cuna para un cadáver por Olivia de Havilland porque fingió una enfermedad al enterarse de que Bette Davis era la productora de la película y tenía poder de decisión sobre el rodaje? Le costó una gran indemnización y fue el principio del fin.

Bette Davis fue nominada al Oscar como mejor actriz por ¿Qué fue de Baby Jane?, pero ¿Sabías que Joan Crawford se las apañó para recoger el Oscar en 1962? Lo hizo en nombre de Anne Bancroft, la ganadora, por El milagro de Anna Sullivan, cuando ni siquiera estaba nominada, dejando como perdedora en el patio de butacas a una atónita Bette en una difícil situación.

Feud nos cuenta éstas y muchas otras más intrahistorias. Un buen metacine en tan sólo ocho episodios de 45 minutos. Nadie dio más por menos.

No te la pierdas.

 

Anuncios

Limones negros. Javier Valenzuela. 2017.

LIMONES_negros_Todo_Negro_Josevi_BlenderQuizás lo más importante no sea el telón de fondo. Corrupción política. Si vemos lo que ocurre aquí, creo que  trasladarlo al otro lado del Estrecho no es muy difícil para ver más de lo mismo. No sé si estoy equivocado, Javier Valenzuela dirá.

Lo más importante es la descripción del ambiente cultural y social de Tánger de los últimos años. Tanto en las altas esferas del poder, como en las de quienes sobreviven con lo que buenamente ofrece la vida.

Todo ello visto desde la posición de Sepúlveda, profesor del Cervantes que reside desde hace muchos años en la ciudad. Es un tipo que vive la vida con comodidad, sin dotes tecnológicas, con una hija en la distancia, con relaciones cercanas. Vamos, que hace lo que le viene en gana. Sin aspiraciones. En el fondo vive y deja vivir. Intenta ayudar.

Los personajes, toda una fauna, sirven de excusa para contar maneras de vivir. Desde propietarios de holdings de empresas, prostitución adolescente, guardia civil, servicios secretos, promotoras inmobiliarias, criados, dueños de pequeños bazares, estrellas del cine, pero nunca para llegar a convertir la historia en una novela de espías y grandes acontecimientos políticos. Sepúlveda está ahí para que eso no ocurra. Todo es más corriente y normal. Una pena.

Destaca que, a pesar de los cambios apreciables en la novela negra actual, Javier sigue manteniendo una de las figuras emblemática del género, el de la femme fatale, con el personaje de Adriana Vázquez.  Una relaciones públicas ambiciosa que contempla su medio, el mundo de los negocios y desea su parte. Actualizada en maneras, pero con los rasgos característicos: independencia económica, gustos caros, importantes relaciones, habilidades sociales y personales que le permiten llegar allí donde solo su condición de mujer no se lo permite. Ambición y deseo de triunfo.

Lo que realmente es, para mí, más estimable de Limones Negros, son sus particulares referencias culturales y sociales relacionadas de una u otra manera con Tánger, Goytisolo, Ian Fleming, Paul Bowles, Mohammed Chukri, a la generación beat. A películas ambientadas en Tánger. A los tiempos de la Zona Internacional cuando Tánger era conocida como la ciudad de los espías, fama ganada durante la segunda guerra mundial y la guerra fría.

A veces emotiva, a veces cruel, bastante carnal. Retrata la sociedad tangerina con todas las contradicciones que conlleva vivir y relacionarse, en una sociedad musulmana, en pleno auge de una globalización en extensión permanente. Morales que se relajan, a todos los niveles. Adaptaciones al nuevo mundo.

El autor, por profesión y por lugares de residencia, le otorga si no una verdad absoluta, que tengo la convicción de que no existe, un testimonio de primera mano de lo que sucede ahora en Tánger.  Más reconocible de lo deseable. Y en el aspecto literario, su experiencia a la hora de contar, se manifiesta en maneras ágiles y envolventes demostrando una más que trillada capacidad de comunicación a través del texto.


javier_valenzuela_todo_negro_Josevi_blenderJavier Valenzuela Gimeno, nacido en Granada en 1954, licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Valencia, es periodista y escritor. Tras trabajar 30 años en el diario El País (director adjunto en Madrid y corresponsal en Beirut, Rabat, París y Washington), fundó en 2013 la revista tintaLibre. Es autor del blog Crónica Negra y ha publicado once libros: nueve de ellos periodísticos y dos novelas (Limones negros y Tangerina).

 

¿Qué fue de Baby Jane? Robert Aldrich. 1962.

baby_jane_Josevi_Blender_cartelPodríamos decir que ¿Qué fue de Baby Jane? no un clásico noir y es verdad. No tiene detectives, no tiene asesinato, no tiene crítica social…. Pero tiene el componente esencial de los bajos instintos del género humano: celos, secuestro, egolatría, locura….

Baby Jane (Bette Davis) cuida de su hermana Blanche (Joan Crawford) desde que ésta sufriera un accidente que la dejara en silla de ruedas. Es su cuerpo, sus piernas, su conexión con el mundo exterior. ¿Quién tuvo la culpa del accidente? ¿Quién fue la responsable? En este confuso contexto, Baby Jane intentará reconquistar brillantes tiempos pretéritos de una de las estrellas infantiles de su momento. Pero transcurridas ya varias décadas, su propósito no deja de ser una quimera, grotesca e incluso a veces, patética. Alcanzando el paroxismo.

2017-05-01 18.47.02

Joan Crawford conserva la cordura, es la pizca de racionalidad que impera durante la película. Bette Davis encarna la parte onírica. Dos maneras de enfrentarse al mundo: con los pies en el suelo o con la cabeza en las nubes. ¿Quién no se ha visto nunca ante la duda de que camino tomar?

Una cinta en la que únicamente el sentimiento y la emoción pura y dura nos envuelve y nos engancha en una deriva mentiras y verdades, realidades y ficciones.

Dos leyendas del cine que participan en una película en el inicio del declive de sus carreras. Joan Crawford intentando mantener el glamour de épocas brillantes y Bette Davis intentando reinventarse como actriz, ofreciendo un papel muy distinto de lo que había ofrecido hasta ahora, con el objetivo, ambas, de persistir en el mundo del celuloide glamuroso. Bette Davis consiguió la nominación al Oscar por su interpretación, pero fue Joan Crawford, quien ni siquiera estaba nominada, la que acabó subiendo al escenario en Los Ángeles para recibir la estatuilla en nombre de la ganadora, Anne Bancroft por “El milagro de Ana Sullivan”. Una historia excitante que os contaré.

2017-05-20 22.42.08

Fueron muchas las intrahistorias de esta película, muy bien recogidas en la serie Feud, de la que os hablaré próximamente, que además de profundizar en ¿Qué fue de Baby Jane?, analiza la posterior carrera de ambas y descubre los secretos del rodaje de otra película mítica “Canción de cuna para un cadáver” de 1964 en el que el tándem Davis-Crawford alcanzó una de las mayores batallas ególatras vividas en la historia del cine. Una película que acabó estrenándose de pura casualidad. Pero esa es otra historia….

2017-05-01 15.07.14

 

robert_aldrich_josevi_blender
Robert Aldrich. Director.

Soy un fugitivo. Mervyn LeRoy. 1932.

soy-un-fugitivoCon esta película del distinguido Mervyn LeRoy, nos volvemos a encontrar con otra pieza clave de la historia del cine negro. En este caso en lo referente al cine carcelario o penitenciario.

Este auge como nueva tendencia dentro del género, provocada en parte por un intento de regeneración del primitivo cine de gánsteres dentro de la política del New Deal de Roosevelt, denuncia las condiciones de la población penitenciaria dentro de un marco donde se denuncian los males de esta sociedad en este momento o se analizan las causas del origen de la delincuencia.

Es cierto que el cine carcelario, ya contaba con unos antecedentes como El presidio, 1930, de George Hill o Código Criminal, 1931, de Howard Hawks, pero la novela del mismo título de Robert E. Burns, en que se basa la película, alcanzó tal repercusión pública y política, que provocó que la película comenzara a rodarse tan sólo siete meses después de su publicación.

La película cuenta la historia de James Allen, interpretado por Paul Muni, un héroe de la primera guerra mundial que decide labrarse un futuro apoyándose en las publicitadas ideas de libertad e igualdad de oportunidades, pero que por culpa del azar se ve condenado a trabajos forzados en una penitenciaria del estado de Georgia. Este suceso es aprovechado por LeRoy para mostrarnos las duras condiciones de vida en una chain gang, una cárcel donde los presos se encontraban encadenados permanentemente y donde las vejaciones son el orden diario de funcionamiento. Tras escapar de ésta y labrarse en el anominato y la falsa identidad una reconocida posición social, vuelve a la cárcel denunciado por su interesada esposa y unas autoridades estatales regidas por la moral conservadora imperante.

A partir de este momento la trama de la película vira desde la denuncia social hacia la persecución del individuo y las consecuencias que se derivan para éste de un sistema rígido para el ciudadano normal, pero permisivo para conocidos criminales y traficantes, donde el sistema judicial no queda muy bien parado.

Se sigue el mismo esquema del anterior cine de gángsteres, pero tienen mayor peso los aspectos melodramáticos.

Denunciada por jueces y funcionarios de prisiones, condujo en cierta manera a un cambio en el sistema penitenciario y a la abolición de la duras chain gangs.

FICHA TÉCNICA:

Título original: I Am a Fugitive From a Chain Gang.
Año: 1932.
Duración: 90 min.
Director: Mervyn LeRoy. Warner Bros.
Guion: Robert E. Burns, Sheridan Gibney y Brown Holmes, según la novela de Robert E. Burns.
Música: Leo F. Forbstein.
Fotografía: Sol Polito.
Reparto: Paul Muni, Glenda Farrell, Helen Vinson, Preston Foster.

 

Premios de la Asamblea del Crimen de la Costa Oeste.

La Asamblea del Crimen de la Costa Oeste de América es un evento anual cuyo fin es, como tantos otros festivales, el de reunir a autores, críticos, bibliotecarios, editores y otros aficionados al género negro y de misterio y donde se premian diferentes tipos de novelas de misterio. Lleva realizándose desde 1996.
Honolulu
Los premios de este año 2017, fueron anunciados en el acto celebrado en el Hilton Hawaiian Village Waikiki Beach Resort en este mes de marzo.
 
Los ganadores de este año han sido:
 
A Great Reckoning by Louise Penny
PREMIO A LA MEJOR NOVELA DE MISTERIO.
A Great Reckoning de Louise Penny
Body on the Bayou by Ellen Byron
PREMIO A LA MEJOR NOVELA DE MISTERIO HUMORÍSTICA.
Body on the Bayou de Ellen Byron
The Reek of Red Herrings by Catriona McPherson
PREMIO A LA MEJOR NOVELA DE MISTERIO HISTÓRICA. (Bruce Alexander Memorial) para los libros que cubren acontecimientos anteriores a 1960.
The Reek of Red Herrings de Catriona McPherson
Murder in G Major by Alexia Gordon
PREMIO A LA MEJOR PRIMERA NOVELA DE MISTERIO.
Murder in G Major de Alexia Gordon
 
Aquí tienes el listado de los nominados para cada una de las categorías.

Dexter. 2006

todo_negro_dexter_1

Este post es recordatorio. He visto Drexter. Sí, ya se que casi todos la han visto. Yo quizás soy de uno de esos que todavía no se había puesto. Netflix me conectó y me puse manos a la obra. Los capítulos cayeron uno detrás de otro sin la mayor vergüenza ni descanso. Me gustó. No esperaba lo que vi.

La serie transcurre en Miami. ¿Para qué más? Si partimos de las comparaciones, este no es el Miami glamuroso que nos presenta CSI. Mucho más natural y rebajando las pretensiones de lujo mantiene ese color pastel que imprime el ambiente art deco de la ciudad. Con el mar siempre presente, el clima caluroso y la humedad se experimentan, los personajes sudando abundan. La fotografía y el arte, bien, bien.

Pero me esperaba algo gore, y lo es, pero va subiendo de tono conforme avanza la temporada y culmina en escenas muy fuertes, pero para ello como con vaselina, sin que nos diéramos cuenta, ¿verdad?. Llevábamos esperándolas desde los primeros capítulos.

¿Personajes? Latino, por supuesto, mujeriego y parlanchín; un negro, perdón afroamericano, pero con muy mala leche; una novia traumatizada y pardilla; una teniente trepa pero sentimental; una hermana medio tonta, medio lista. Todos con una esencia seductora.

todo_negro_dexter_reparto

Y Dexter, un técnico forense con una vida muy peculiar. Asesino y amigo. Ciudadano y psicópata. Vecino y lunático ¿A vosotros no os dio la impresión de que Dexter es original, innovador y un punto extravagante? Pocas veces encontramos narrar desde la razón del delincuente, y no me refiero a su vida, como hizo posteriormente Hannibal con mejor factura, sino desde su propio sufrimiento y su discutible o indiscutible código de conducta proporcionado por un padre consciente, como pocos, del verdaderol temperamento de su hijo, privado de la capacidad de sentir, lo bueno y lo malo. Ese creo que es el verdadero espíritu innovador de la serie.

todo_negro_dexter_frase

El conocimiento que tiene Dexter de sí mismo y sus impulsos es abrumador. ¿Es un adicto? Vive al borde de la explosión, de intentar conseguir su dosis, en este caso, de víctima. En cualquier caso incluso padece cierto síndrome de abstinencia que lo acelera y le hace asumir riesgos. Sabe que todo puede acabar en cualquier momento y que el mundo conocerá su verdadera naturaleza.

No suelo pasar de la primera temporada de las series, no me gustan los giros de tuerca para convertir algo bueno en mediocre, porque, reconozcámoslo, es raro encontrar segundas y terceras y hasta octavas temporadas mejores que la primera. Pues con Dexter cometí el error de ver el primer capítulo de la segunda temporada, hasta ahí me sometió, y comienza con tal nivel… Igual, igual cae el segundo, y después….el tercero.

Buena serie, ¿no?

 

 

 

Agatha Awards 2016. Los premios del jarrón veneciano.

todo_negro_agatha_awardsLos amantes del jarrón veneciano, ya tienen una nueva cita con las mejores novelas de este subgénero del año pasado.
La presente edición de los premios Agatha, que se vienen entregando desde 1989,  se presentará el próximo 29 de abril de 2017 en la tradicional cena  de los asistentes a la convención anual de Malice Domestic 29, que se celebrará en Washington, donde se reconocen los mejores libros de misterio que se adaptan al estilo de las obras de Agatha Christie.
Entre los requisitos exigibles a las obras presentadas, éstas no deben contener sexo explícito o violencia excesiva o injustificada. Están protagonizadas por lo general por un detective aficionado, en un escenario cerrado y donde los personajes confinados se conocen.
Los ganadores en cada categoría se eligen por votación entre los asistentes a dicha convención.
Los nominados a mejor novela contemporánea del año pasado son:
Los nominados a la mejor primera novela son:
  • Terror in Taffeta de Marla Cooper (Minotaur)
  • Murder in G Major de Alexia Gordon (Henery Press)
  • The Semester of Our Discontent de Cynthia Kuhn (Henery Press)
  • Decanting a Murder de Nadine Nettmann (Midnight Ink)
  • Design for Dying de Renee Patrick (Forge Books)
Además de estas categorías, también se entregan premios a Mejor Novela Histórica, Mejor obra de no ficción, Mejor historia corta y Mejor novela juvenil.
Habrá que esperar al 29 de abril para saber los ganadores.