Esas ventanas.

La ventana es la mirada. La mirada es diversa. Las ventanas invocan a la vez seguridad y prisión, voyeurismo y exposición. Se puede mirar sin ser mirados, tanto desde dentro como desde fuera. Nos asomamos, se asoman, miramos la vida. Una mirada negra suscita preguntas peculiares ¿ocurrió allí? ¿es ella? ¿qué pasa ahí dentro? o ¿ahí fuera? ¿quién es quien se asoma? ¿qué piensa? ¿desea salir? ¿se esconde de algo? ¿esconde algo?

Siempre me han atraído las ventanas como lugares donde afloran sospechas, recelos, codicias, temores, venganzas y anhelos. Valga este diseño de portada como una manera de representarlas.

Espero os guste. Más en…..

Anuncios

El aroma del crimen. Xabier Gutiérrez. 2015.

El sábado pasé la tarde en la Sala Russafa,  dentro de los actos de Valencia Negra, en la presentación de la novela “El aroma del crimen” de Xabier Gutiérrez, en la que se fusiona gastronomía y novela negra.

Mi expectativas no iban muy lejos. Esperaba a un autor que aprovechaba el tirón mediático de la gastronomía para subirse al carro del tirón que también tiene la novela negra.

portada_el-aroma-del-crimen_xabier-gutierrez_201411280950

Conforme transcurría la entrevista la cosa se puso interesante. Me encontré con un trabajador de gran sentido del humor, un escritor cocinero, un cocinero escritor, un amante de las motos, de los libros, del cine, del dibujo y con una producción editorial muy prolífica: ha publicado 17 libros de cocina, uno de recetas/dibujos llamado “El Luisbro de cocina de Buñuel” con quince láminas del poso que dejó en su memoria la visión de las películas de Buñuel…

Recetas de
Recetas de “El Luisbro de cocina de Buñuel”

y, con además ésta, su primera novela de cuatro que ya tiene escritas con los mismos personajes, y al que ha sorprendido su gran aceptación en el mundo editorial.

Xabier Gutiérrez ejerce su labor principal en el departamento de innovación del restaurante Arzak y se autodefine en su blog como escritor-psicólogo-cocinero-pensador. Nos cuenta que estas novelas, a pesar de narrar la evolución de los mismos personajes a lo largo del tiempo, tratan de casos policiales distintos que pueden seguirse independientemente y que se desarrollan temporalmente en los años 2018, 2020 y 2021. Preguntado por los presentes, sobre cómo ha sido capaz de escribir hasta cuatro novelas sin haber llegado a publicar ni siquiera la primera, su respuesta es que escribe con la diversión personal como motivación, sin tener en cuenta la capacidad de éstas para convertirse en éxito editorial.

Un momento de la presentación
Un momento de la presentación

Destaca también la gastronomía no como elemento básico de la novela, sino como hilo conductor de las acciones de unos personajes, un Ertainza y su mujer francesa (en un guiño a la cocina francesa a la que reconoce como “la madre de toda la gastronomía”), y en el que lo importante es mostrar los sentimientos de aquellos indagando en su interior, donde se encuentra la verdadera riqueza de una novela, y con permanentes guiños al mundo que rodea su vida personal y sus aficiones, sufriendo y llorando con sus vaivenes. Entre estos guiños se encuentra la influencia que ejerce sobre él el mundo del cine y en especial Hitchcok y La ventana indiscreta.

Habrá que leerlo, promete mucho. Bien es sabida la querencia hacia la gastronomía que tenemos los lectores de novela negra inyectada por autores como Camilleri, Márkaris o el gran Vázquez Montalbán.

xgNOMBRE: Xabier Gutiérrez
PROFESIÓN: Escritor-psicologo-cocinero-pensador.
UBICACIÓN: Vivo y sobre todo me divierto en Donostia-San Sebastián
OCUPACIÓN: Trabajo en el Restaurante Arzak, aquí en San Sebastián y en algún sitio más
INTERESES: Cocinar, … y escribir.
PELÍCULAS FAVORITAS: La plaza de la musica, La naranja mecánica, El día de la bestia, Birdman, Batman, Vértigo.
MÚSICA FAVORITA: Dover, Pink Floyd.
LIBROS FAVORITOS:  Asfalto Culinario, El bosque culinario, Recetas sencillas para novatos y cocinillas, El elogio de la sombra, El nombre de la rosa, El corazón helado, El cataveneno, El principe del renacimiento.

La dulce envenenadora. Arto Paasilinna. 2008

La abuelita Linnea es dura de pelar. Te encariñas enseguida con ella. Con el tono jocoso del humor negro que se gastan los nórdicos, incluso para tratar los temas más sórdidos, se desarrolla esta historia de muerte y venganza, protagonizada por una anciana en situaciones cómicas mezcladas con la tragedia.  Ya pudimos ver este tono en la novela “El abuelo que saltó por la ventana y se largó” si bien ésta no se puede incluir en el género negro.
ladulceenvenenadora

Sin embargo “La dulce envenenadora” del finlandés Arto Paasilinna si que tiene los requisitos exigibles al género: muertes, asesinatos, alcohol, crítica social, y destinos marcados por la derrota, si bien no alcanza a todos por igual y su tratamiento es bien diferente de lo que podría esperarse.

Jóvenes descarriados, holgazanes, borrachos, drogadictos, crueles y mezquinos que creen que para conseguir algo no tienen más que cogerlo, por que sí, por que tienen derecho a través de la fuerza. Ah! pero con la abuelita Linnea, no todo es tan fácil, con ella no se juega. Han encontrado la horma de su zapato. Y se verán en situaciones impredecibles.

Una novela donde el mal, a pesar de tener todo a su favor para triunfar, acaba fracasando, en una historia tratada con una asépsia moral digna de elogio.

Estas disputas bien/mal se desarrolla a través de situaciones bastante absurdas dentro del drama, resueltas por la casualidad del efecto mariposa, cuando no por la incompetencia de los supuestos ejercitantes del mal, si bien éstos además de malos se presentan como unos desgraciados  producto del funcionamiento y valores de la sociedad actual.

En cuanto al estilo es sencillo, se va al grano, sin artificios ni circunloquios, y acabó provocándome al final de su lectura cierta nostalgia y aflicción próximas a la tristeza, a pesar de su tono irónico, corrosivo y mordaz.

Socialmente, la novela se enmarca en la situación actual de Finlandia, donde el peso de su difícil relación con la Unión Soviética y de la Segunda Guerra Mundial son referenciadas varias veces a lo largo de ella. Además los paisajes rurales de Finlandia y sus archipiélagos también se describen con detalle.

Una novela tanto para los amantes de la negra en un intento por clarificar tanta negritud, como para los amantes del sarcasmo nórdico. Recomendable.

Arto Paasilinna

Arto Paasilinna, nacido en Kittila en 1942, ex guardabosque, ex periodista, ex poeta, es un autor de extraordinario éxito en Finlandia, donde cada una de sus novelas vende más de cien mil ejemplares, y muy apreciado también en sus numerosas traducciones por su humor original y su capacidad de contar de la manera más cómica las historias más desconcertantes.

Nuevas píldoras negras. Hemingway. Burroughs. Holmes.

Os dejo unas píldoras negras con respecto al suicidio de Hemingway, el asesinato de la esposa de Burroughs y los tópicos falsos de Holmes.

Más en….

Esos cuentos sangrientos.

No me cuentes un cuento. Crueldad, esquizofrenia y obscenidad también enraízan en sus historias, como en el resto de la vida.

Aquí van unas píldoras negras al respecto.

Trampa para cenicienta. Sébastien Japrisot. 1965

Me llamo Michèle Isola, tengo veinte años. La historia que les cuento es la historia de un asesinato. Soy el investigador, soy el testigo, soy la víctima, soy el asesino, soy los cuatro a la vez, pero ¿quién soy?

descarga (1)Así comienza esta novela que me recuerda bastante a Vestido de Novia, de Pierre Lemaitre, en la que los avezados novelistas negros franceses montan una muy buena historia con muy pocos personajes y gran contenido psicológico y humano.

En este caso una historia de identidades, en la que se propone la discusión sobre cuál es la esencia de la personalidad propia,  la que los demás ven en nosotros, la que los demás dicen que tenemos o la que nosotros percibimos como propia.

A partir de un accidente y una muerte, esta novela se salta los estereotipos de la investigación criminal, ocultando los roles de los protagonistas, no está claro quién es la víctima, el verdugo, el instigador, en el marco de las relaciones de las distintas clases sociales.

En el cuento Cenicienta ésta es buena, amable, resignada, pero en esta historia, es una impostora, tanto si es culpable como si es víctima, aunque no lo sea en el sentido estricto de la palabra. Aún así caben tantos matices como lectores.

Es mucho más que una novela de asesinato e investigación,  un libro denso y nada superficial que perdura al tiempo tanto estilística como argumentalmente.

La senda tenebrosa. Delmer Daves. 1947.

Nunca nadie destrozó igual una novela de mi compadre David Goodis.lasendatenebrosa

A partir de una buena novela se hace un mal guión. Las casualidades en la película me produce la sensación de que me engañan, cuando necesitan una excusa para poder continuar con la historia sucede, ¡que casualidad!, sin ningún tipo de antecedente y lo explican a posteriori para justificarse. El hecho justifica la continuación, y no es la causa de lo que sucede en la película. Artimañas de los guionistas. Falta de verosimilitud.

No todo es malo. Técnicamente, la utilización de la cámara subjetiva durante la mitad de la película para subrayar la psicología del personaje de Bogart es de lo mejor y poco utilizada hasta entonces. Viajamos con él, miramos donde él mira, vemos sus manos como propias. Para mantener todavía más la identificación con el personaje, cuando deja de utilizarse esta cámara subjetiva, Bogart aparece con la cara vendada. Estupenda manera de contar.

Respetando los cánones del cine negro, de sombras y luces, de personajes con destinos difíciles y malditos, incorpora elementos del thriller y el romance. También es destacable la buena utilización de los exteriores a través de una buena fotografía y con ambientes más diurnos que otras películas del género.

Una película diferente. Especialmente atrayente para los coleccionistas de Humphrey y Lauren.

El reparto:

Entre los secundarios dos personajes llaman especialmente la atención: