Frío en Julio. Jim Mickle. 2014

Una película que me llevó por donde quiso.

frioen julio

Cuando parecía que iba a ver algo parecido a “El cabo del miedo” con Robert de Niro diciendo aquello de “abogadooooo” te ves inmerso en la trama de la patria “Tesis” y sus videos snuf. Cuando creía que iba a ser una película de venganza paterno-filial se convierte en una película de venganza contra elementos antisociales, con cambios de identidad de delicuentes-testigos protegidos.

Total, un retorcido guión que evoluciona desde el ambiente tranquilo de un pueblecito familiar al este de Texas hasta un final de una exhuberancia sangrienta.

Los personajes principales forman un trío de tipos tan variopintos como un vendedor de marcos de cuadros, ¡ojo, no de cuadros! sino de marcos de cuadros, con un expresidiario con poco que perder y un detective excéntrico resabido con múltiples contactos.

Cinta junto con Blue Ruin y Puro Vicio están consideradas como las mejores del género negro de 2014. Dentro de la estética indie imperante en el cine americano actual, crea una atmósfera heredera, al igual que Blue Ruin, del cine de John Carperter o William Lustig, según los expertos, claro. Yo no llego a tanto.

Destaco, como curiosidad al vicioso de Miami Don Johnson, que en contra de lo que pudiera parecer y de su línea habitual, está mucho mejor de lo que pudiera esperarse.

Si viste y te gustó Blue Ruin, ésta también te gustará.

Anuncios

Las Muertas. Jorge Ibargüengoitia. 1977.

Las_Poquianchis-201x300

Es una novela negra ambientada en el México más siniestro y basada en los hechos verídicos de las hermanas González Valenzuela  (María de Jesús y Delfina) apodadas como “las Poquianchis” (“prostitutas”) eran proxenetas y mantuvieron diferentes prostíbulos abiertos durante más de quince años sin que las autoridades persiguieran sus actividades que protegían a base de sobornos. Las chicas que estaban a su servicio eran “capturadas” con engaños a sus padres, quienes creían que iban a ser contratadas para servir en casas de ricos hacendados.

las muertasJorge Ibargüengoitia utiliza las declaraciones de los testigos, en un libro-crónica, para narrar la historia y mostrarnos la vida cotidiana rural del México de los 60 sin caer en la dramatización excesiva. Tanto es así, que incluso la historia a pesar de su sordidez consigue arrancar la sonrisa del lector. En un mundo austero, donde la vida de las personas siempre está por debajo de los intereses de quien puede permitirse disponer de ellas, configura un tejido social donde están los poderosos y los que obedecen entrecruzando las historias de todos ellos, de una manera a veces extravagante y con la visceralidad de los instintos primarios presentes en cada fragmento.

Es necesario leerla para descubrir otras formas de narrar la crónica negra. Lo mejor, el estilo narrativo y el humor tan negro que es difícil de encontrar.

Calvary. John Michael McDonagh.2014

brendangleeson
Brendan Gleeson. Protagonista

Película irlandesa del mismo director que “El Irlandés” e interpretada por el mismo actor, Brendan Gleeson, que da vida al párroco de una pequeña localidad irlandesa.

calvary

Tras una supuesta amenaza de muerte al cura del pueblo, con fecha concreta de materialización, la película aprovecha la vida de cada uno de sus habitantes para mostrarnos la diversidad de la personalidad humana: colgados, drogadictos, infieles, suicidas, desgraciados y la difícil tarea de un párroco católico de amparar los espíritus de todos ellos que, en general, le desprecian. Se aprovecha para subrayar las contridicciones de la iglesia católica en general e irlandesa en particular: los abusos sexuales a niños y su poder económico y servidumbre al poder.

Partiendo de la idea original de un asesinato y prometiendo cine negro, el desarrollo se aleja bastante de la idea principal ahondando más en la naturaleza humana de los habitantes y su relación con el cura, muy condicionada por la personalidad de éste, convirtiendo a la película en pesimista y deprimente a la altura de su final.

Estéticamente, los escenarios naturales de Irlanda, permiten un ambiente y una fotografía en las escenas que apuntalan la soledad de los personajes.

Dicen los críticos que: “McDonagh y Gleeson son un equipo de director/actor a la par de Ford/Wayne, Fellini/ Mastroianni o Scorsese/De Niro.” Yo creo que con El irlandés, este equipo consiguió unos resultados más deslumbrantes.

Para verla, sin duda.

Blue ruin. Jeremy Saulnier. 2013

Hace poco comenté otra cinta que tenía como tema principal la venganza, Big Bad Wolves. Blue Ruin desarrolla el mismo tema pero de una forma totalmente diferente.

Es una película de género negro con una gran carga emocional y tensión sabiamente conseguidas con parquedad de diálogos y palabras, pero con un ambiente envolvente de una gran belleza visual y una excelente fotografía.

descarga

La cinta parte de un asesinato que marca la vida del protagonista. Al contrario de lo que pudiera esperarse, Dwight, interpretado por Macon Blair, no es un héroe despierto, inteligente y con una gran determinación, sino que se presenta en toda su humanidad, con los mismos miedos, inseguridades y torpeza que nos acompañaría a cualquiera de nosotros si nos viéramos en su misma empresa. Se comporta en algunos casos como un inepto, que puede provocar la sonrisa, pero con una gran resolución en pos del objetivo que lleva obsesionándole desde su juventud: la venganza.

dwitch
El actor Macon Blair interpretando a Dwitch.

Esta humanidad del protagonista y su manera de desenvolverse es trasladable al resto del reparto, incluidos los malos. Creo que puede considerarse una película de autor, por la manera tan especial de contar.

Muy buena.

El Caso Telak. Zygmunt Miloszewski. 2007

Novela negra polaca publicada recientemente en España. Es un viaje a través de terapias psicológicas grupales y las zonas oscuras de la personalidad con asesinato inclido. Una reminiscencia de los Diez Negritos de Christie

portada-caso-telak_med

El personaje central, fiscal Teodor Szacki, es un funcionario medio del estado con apuros económicos encargado de la investigación, con una mirada desengañada y derrotista ante una realidad que acepta y asume. Una vida personal en donde el anhelo de lo que sabe cierto que estará fuera de su alcance con el paso de los años, dirige su vida familiar y emocional. Un desgraciado en el fondo, vamos.

En el ambiente social se palpa la misma mirada que tiene Szacki, pero trasladada a los ciudadanos de Varsovia marcados por el periodo soviético, su censura y secretismo, y con la corrupción y la política adjunta actual como trasfondo del funcionamiento cotidiano. Con la trama se desarrolla una historia que aumenta en complejidad y repercusión social, siempre con los intestinos de las instituciones judiciales polacas por medio intentando mejorar su imagen pública, una nota persiste en la novela negra actual.

Emocionalmente, la cosa cambia, la novela no consigue trasmitirme esa humanidad que si he encontrado en otros autores del género. Me queda un poco fría. No me llega muy profundo ninguno de los personajes.

La estoicidad de los personajes me resulta un tanto intrusa en mi acervo de las conductas humanas, marcado por los comportamientos mediterráneos, más de sangre caliente. La indolencia me cuesta digerirla.

Final inesperado.

Manifiesto Série Noire. Colección Gallimard.

Este año se cumplen 70 años del primer libro publicado en la Série Noire de la editorial Gallimard.

marcelduhamel

Esta gran colección de novelas de detectives, dirigida por Marcel Duhamel, inició su andadura en 1945 en el marco de expansión que llevó a cabo en la posguerra la editorial francesa Gallimard y editora antes de la guerra de la revista literaria NRF, Nouvelle Revue Française, referente en la época.  Su objetivo fue publicar, sobre el género negro, las principales tendencias en el thriller americano y francés. La colección ha publicado hasta la actualidad más de 2.700 títulos.

Sirva el manifiesto de Marcel Duhamel, su creador,  ante la publicación de la Série Noir como la mejor manera de ver el alcance de sus propósitos y lo novedoso de la colección:

“Que los lectores sin prejuicios desconfíen: corren pelígro al tener en sus manos los volúmenes de la Série Noire. Los aficionados a los enigmas a lo Sherlock Holmes no les sacarán provecho. El optimista habitual tampoco. La inmoralidad admitida en general en este género únicamente sirve para destacar la moralidad convencional, tanto como unos buenos sentimientos e incluso solamente la amoralidad. Veremos a policías más corruptos que los malhechores que persiguen. El detective no siempre resuelve el misterio, incluso a veces no hay misterio ni detective. Pero entonces?… Entonces queda la acción, la angustia, la violencia -en todas sus formas y particularmente las más deshonrosas- de las palizas y los asesinatos.

Como en las buenas películas, los estados de ánimo se plasman por los gestos y los lectores ávidos de literatura introspectiva deberán realizar una gimnasia inversa. Hay también amor -bajo todas sus formas-, pasión, odio, todos los sentimientos que, en una sociedad refinada, solo son considerados de una manera excepcional, pero que aquí son moneda corriente y que a veces se expresan con un lenguaje fuerte poco académico, pero donde domina siempre el humor.

Resumiendo, nuestro objetivo es muy simple: impedirle dormir. Para ello, hemos recurrido a los grandes especialistas de la novela policíaca:  James Cain, James Hadley Chase, Peter Cheyney, Horace Mac Coy, Dashiell Hammett, Don Tracy,Raoul Whitfield, etc., y le ofrecemos sus obras para este encomiable empresa. Publicaremos dos títulos mensuales. Al aficionado a las sensaciones fuertes, le aconsejo vivamente la lectura de estas obras. Eligiendo al azar, es probable que tenga una noche de insomnio.”

En cuanto a las portadas utilizadas en la Série Noire, estas evolucionaron desde la sencillez condicionada por los medios técnicos de los años 1945, hasta las portadas actuales donde los medios fotográficos y de composición digital sustituyeron, desgraciadamente y en detrimento de la plasticidad, a la simplicidad de la primera época.

Los sobornados. Fritz Lang. 1953.

Película imprescindible del género negro. Posee todos los ingredientes del más clásico norteamericano: policías y políticos corruptos, policías íntegros, mafiosos instalados en el tejido social de la ciudad, violencia, codicia, soberbia, falta de escrúpulos, asesinatos, en un ambiente nocturno de neones que anuncian clubs nocturnos de dudosa reputación, porque la reputación siempre es dudosa.

sobornados04   Todo aderezado con un gran policía de vida intachable, acompañado de hogareña mujer siempre dispuesta a servir a su marido, gran papel de la mujer en los 40 y 50, e hija de corta edad en peligro. Familia feliz.

Dicen, que las películas son un reflejo de condiciones sociales y modos de vida de la época. El papel de las mujeres de la película se limitan a tres: compañía para hombres en clubs, perfecta mujer de su casa y amiguita de mafioso que han de sufrir, todas ellas, los malos tratos y las consecuencias del ambiente generalizado de violencia.

Entre los personajes destaca el cinismo de sobornadosDebbie, la mujer de mundo de la película, y la integridad del sargento Bannion, que en ocasiones roza la inocencia y en el que echo en falta un poco de cinismo e ironía tan propia de otros policias o detectives del género y de la época.

sobornados00132

Como escenas sobresale la conmovedora escena final de amor de un viudo nostálgico hacia su amada esposa que enlaza y hace referencia a la primera escena familiar al principio de la película, un recurso muy original.

Visualmente, me llamaron la atención, la escena del diálogo entre Bannion y una de las secundarias a través de una valla…

1sobornados

….la oscuridad de alguna de sus escenas…..

2sobornados

… y algunos de sus diálogos….

4sobornados

3sobornados

Hay que verla.

REPARTO:

reparto