Píldoras negras nuevas.

Ahí van dos píldoras negras. Una referente a Arthur Miller y otra a la película El silencio de los corderos y Dalí, sí, Salvador Dalí.

silencio arthurmiller

Anuncios

Betibú. Miguel Cohan. 2014

Esta película nos muestra un atractivo thriller que combina con bastante precisión elementos propios de la dinámica periodística con otros aspectos vinculados con los manejos turbios (corrupción, tráfico de influencias) en las altas esferas del poder económico y político.

critica-de-la-pelicula-betibu-6046531-1

Estos argentinos, siguen con la estela del “El secreto de sus ojos”, en un film de irreprochable factura técnica, en la que se maneja muy bien el suspense y el ritmo narrativo. Un buen ejemplo de cine negro policial con muy buenas actuaciones y muy naturales.

Una  cinta de un ritmo bastante neutral, sin sobresaltos, con una monotonía en el desarrollo que no miniminiza ni la tensión ni la angustia ni la incertidumbre de la trama. Sin giros caprichosos y con un final desolador, nada sorprendente, pero al mismo tiempo inesperado, quizás porque el espectador no quiere ver la verdadera realidad que nos circunda y las manos de quienes lo manejan.

Los protagonistas, los cuatro juntos, soportan los colisiones, coacciones y enigmas de una conspiración criminal que, aún con una solución demasiado simple, provoca un final desasosegante y que deja al espectador con la sensación de haber encontrado un relato con el que disfrutar del misterio.

Ah! y además no sale Ricardo Darín. Elogiable el trabajo de Miguel Cohan, y destacable el gran papel de Daniel Fanego.

Aquí el reparto:

reparto betibu

Ficha técnica:

Título original: Betibú
Año: 2014
País:  Argentina
Director: Miguel Cohan
Guión:  Ana Cohan, Miguel Cohan (Novela: Claudia Piñeiro)
Productora: Haddock Films / Tornasol Films
Coproducción: Argentina-España

Cuando el título lo dice todo.

He pensado cuál sería la imagen de una portada que mejor representara a los clásicos míticos de la novela negra. Tras profundas discusiones con mi vaso, rellenado varias veces, acordamos que nada puede simbolizarlas mejor que el propio título. Así que ni corto, pero si perezoso, diseñé tres portadas de estos tres clásicos en los que el texto es su principal protagonista.

Añadí un par de marcas, la omnipresente farola de las noches urbanas y el papel pintado que tantas veces hemos visto en los escenarios del cine negro.

Espero os gusten. Más en…

cosecharoja disparen ellargoadios

American Noir (II). 2010

Por aclamación popular del deseo de inmersión en las profundidades del alma, voy a contar un poco más sobre los relatos quedescarga incluyen esta antología negra que publique en otro post para que tengáis una idea más profunda de las píldoras negras con que os vais a encontrar y como se expresa lo siniestro.  Vamos con ellos:

  • Pastorale, es el primer cuento que publicó James M. Cain, autor de “El cartero siempre llama dos veces” o “Perdición”. En él brilla la trama que compone la mayoría de sus obras: hombre que se enamora de una mujer y pierde la cabeza por ella. De ambiente rural tiene una gran dosis de realismo en un lenguaje de jergas. El desenlace estrámbotico.
  •  ¡Muere!, dijo la dama, de Mickey Spillane, creador del Capitán America, y de su personaje más famoso Mike Hammer, es un relato más costumbrista y de altas esferas sociales, marcado por traiciones e infidelidades y con una venganza superior y singular.
  • Para siempre jamás, de Jim Thompson, autor también de “1280 almas” o “El asesino dentro de mí” nuevamente volvemos a un tipo manipulado por los encantos de una mujer madura. Sin embargo, no todo sale como se espera y el final deja un desasosiego general.
  • Lenta, lentamente al viento, de la señora Highsmith, cuenta una historia de codicias e impunidades, y la impredecibilidad del destino en un ambiente rural entre hombres no tan rurales.
  • En Desde que no te tengo, de James Ellroy, el mejor escrito, aunque no la mejor historia, tenemos a un misterioso hombre de confianza de dos grandes capos de la ciudad, uno de ellos el excéntrico Howard Hughes, que tienen un enfrentamiento por una mujer, como no, y que nuestro protagonista se ve en la difícil tarea de que ambos se salgan con la suya, sin que se note demasiado. Por dinero, eso si.
  • Infiel, de Joyce Carol Oates, de la cual reconozco mi ignorancia, escribe un relato de lo más cotidiano, de lo más anodino incluso, no ya en el desarrollo sino incluso en la trama y que estuvo a punto de hacer abandonarme a mis vicios, y que me alegro de no haberla dejado, mi hígado se lo agradecerá, porque tras una historia de traumas infantiles e historias simples se esconde el horror.
  • Cuando las mujeres salen a bailar, de Elmore Leonard, otro desconocido para mí hasta la fecha. A partir de la relación criada-señora emergen odios, ambiciones, y donde se descubren las verdaderas personalidades  de sus protagonistas. Tiene un desenlace bastante predecible desde el principio. Para mí, la más floja.

De los otros tres cuentos ya dije lo que tenía que decir en el anterior post, por consejo de mi abogado,

Tomemos una copa mientras lo hablamos.

American Noir (I). 2010

Vamos con una frase de Otto Penzler, en el prólogo del libro: “Si usted encuentra algo de luminosidad o comicidad en estas páginas, insistiré en recomendarle que acuda a la consulta de algún especialista en trastornos mentales.” Por supuesto nada que añadir a lo que me espera en estas negras páginas.

descarga

“La fascinación de lo negro está en la fuerza de la renuncia moral y de la entrega a la excitación”, “El destino maligno tiene un poder enorme e impredecible y ninguno de nosotros está a salvo”. Dos frases del gran James Ellroy en la introducción del libro y que continua anunciando la buena nueva.

Y es verdad, éste es un libro de narrativa negra, pero con mayúsculas, presentando historias existenciales, pesimistas, sobre gente con graves carencias, gente moralmente cuestionable, incluyendo especialmente a sus protagonistas.

Si también es verdad que a pesar de ser relatos norteamericanos únicamente, esto no resta un ápice a la gran calidad de los mismos. Ya lo dice su título, American Noir. Además su ámbito temporal abarca casi todas las décadas, siendo el más reciente del año 2000.

2015-04-01 00.17.59

Aquí teneís un listado de los relatos incluidos en esta antología. En él no encontraréis a ningún policía, detective, huelebraguetas, inspector o investigador. Son historias de gente corriente con vidas no tan corrientes, aquejadas de desconfianza, ambición y marcas que deja de la vida.

Se podría hacer un comentario de cada relato, pero como eso me convertiría en el pesado de los blogs, voy a destacar dos: “Como un hueso en la garganta” de Lawrence Block por su sangre fría, y “Quedarse sin perros” de Dennis Lehane por mostrarnos el horror en la cotidianeidad. Muy perturbadores ambos. Y sólo mencionaré, además, “Un profesional” de, mi querido David Goodis, por dejarnos ver como puede instalarse la crueldad en el ser humano y de paso no tener que “acudir a la consulta de algún especialista en trastornos mentales” como nos advierte Penzler en la primera página.

Debería haberse títulado “LA BÍBLIA NEGRA”. Cuidado con los enfermos del alma.

Ficha técnica:

  • Editorial Navona
  • Año edición Noviembre 2014
  • Autor VV.AA. Edicion a cargo de James Ellroy y Otto Penzler
  • ISBN 978-84-92840-99-1
  • Número de páginas 344

Sin conciencia. Bretaigne Windust. 1951.

Una película con una manera diferente de contar la historia. Flashback dentro de otro flashback como herramienta para contarnos la historia.

cartel Sin_conciencia-

Tras la pérdida del testigo clave contra el jefe de una red de asesinos a sueldo, el inspector Ferguson, modelo de honestidad, repasa la investigación del caso y las declaraciones de los testigos para buscar nuevas claves para llevar al criminal al lugar que se merece: la silla eléctrica. Y un error de los malos le conducirá a ello. Estos malos siempre dejan un cabo suelto, en el que Bogart con impecable camisa, pajarita y sombrero de ala ancha, sabrá encontrar, asistido por su fiel ayudante.

Las frases son para el recuerdo.

sin conciencia2

sin conciencia1    Combina todos los elementos del género, sótanos sórdidos, callejones oscuros, cierta teatralidad en la acción, muelles brumosos, con personajes dispuestos a cualquier cosa, incluso a vender a su madre con tal de no acabar en la cárcel. También contamos con calabozos y celdas en las que se suicidan sospechosos. Incendios casuales que acaban con posibles soplones.

Hecho de menos una femme-fatale, aquí todo gira en la investigación policial. Una Gloria Grahame, en apariciones estelares, como en Los sobornados hubiera endulzado todavía más una gran película para los que nos gusta lo negro.

Imprescindible.

Y aquí el reparto:

reparto sin conciencia

Esos oscuros rincones.

Desde que prendió en mi imaginario del ambiente negro aquellos rincones donde acecha el mal, donde campan a sus anchas los oscuros deseos y ambiciones, he intentado representar en escenas los lugares donde podrían desarrollarse su acciones más negras y sórdidas. Producto de ello son unos nuevos diseños de portada que invitan al desasosiego….y la sospecha. Espero os gusten. Más en…..

fp3

fp

fp2