El último buen beso. James Crumley. 1978

el-ultimo-buen-beso-james-crumleyPrimera novela de Crumley con C. W. Sughrue de protagonista. Un alcohólico ex oficial del ejército en Vietnam que se convirtió en investigador privado, y que ha aflojado el ritmo con la bebida tras tocar fondo, cuando se vio en un tugurio en el que limpiaba retretes y ceniceros para pagarse las copas: “Intento ir dos copas por delante de la realidad y tres por detrás de la borrachera”.

beso6

beso5

Mientras trabaja en un bar de topless de Montana recibe el encargo de encontrar a un escritor en paradero desconocido. Sin que Sughrue lo pretenda, su búsqueda le llevará a interesarse por la desaparición de una joven diez años atrás en San Francisco. Esta nueva tarea, sin embargo, se convertirá en un intrépido viaje a las entrañas de una nación que sufre las consecuencias psicológicas de una guerra, con sus pesadillas y sus sombras aflorando a cada paso, transformándose poco a poco en una road movie, horas de viajes interminables a través de ciudades de medio pelo habitadas por satisfechos pueblerinos, desconfiados, en un ambiente semblante al mejor Thompson.

Una historia de derrotados, de inadaptados, de búsqueda de la esencia de la vida, del amor, de los sueños y de anhelos, de la gran pregunta del por qué y para qué. Con ese sabor amargo de lo deseado e inalcanzado.

beso8

Tenemos una novela negra con todas la referencias del género, pero con un alto contenido en literatura de la buena, con lecturas tan variadas como personas somos. Algo más que acción, la trama es una excusa con la que Crumley nos adentra en pasiones e indaga en plantemientos esenciales de la vida. Preparados para reflexionar. Con una gran calidad poética en muchos pasajes. En términos musicales podría acompañarla cualquier canción de Van Morrison.

Una referencia del género.

La segunda novela con Sughrue de protagonista, ‘The Mexican Tree Duck’, ganó el Premio Dashiell Hammett de 1994 para la Mejor Novela Policial.

ficha_James_Crumley_Josevi_Blender