Feud. Serie. 2017.

feud_bette_and_joan_tv_series-120644719-largeEl cine que habla del cine se le conoce como metacine. ¿Pero cómo se llama una serie que habla del cine? ¿metaserie, metacineserie, metaseriecine? En cualquier caso, si eres amante, devoto, idólatra o incluso un poco friki del cine, no debes perderte Feud, una serie donde los pormenores y menudencias de la industria del cine de principios de los sesenta en Hollywood quedan al descubierto.

Tras repasar en otro post la película ¿Qué fue de Baby Jane? volvemos sobre ella con Feud como excusa.

Por partes.

Para empezar dos bestias de la interpretación: Susan Sarandon, en el papel de Bette Davis, y Jessica Lange, en el de Joan Crawford. Sólo con esto es suficiente para convencer al más reacio.

Susan_Sarandon_Jessica_Lange_Todo_negro_josevi_blender

Además, es un aliciente la época en la que transcurre, principios de los sesenta, en el que la historia de Hollywood empezaba a transitar hacia el verdadero negocio del cine que vivimos actualmente, y donde las estrellas y sus maravillas interpretativas cada vez pesaban menos en el éxito taquillero de las películas.

Susan_Sarandon_Jessica_Lange_Todo_negro_josevi_blender_1

La trama. La vicisitudes por las que atravesaron los integrantes de dos cintas míticas: ¿Qué fue de Baby Jane? y Canción de cuna para un cadáver, ambas dirigidas por un Robert Aldrich que se nos presenta como un verdadero malabarista a la hora de llevar adelante la dirección de estos dos filmes por un doble motivo: dirigiendo a dos estrellas en sus horas bajas y lidiando, al mismo tiempo, con los estudios punteros del momento: la Warner y la 20th Century Fox.

Siempre se ha aludido a la rivalidad Davis-Crawford como uno de los sellos identificativos de las dos películas. Pero la serie rompe este mito. Es verdad que existía, pero no hasta el grado que se publicitó en su momento. El señor Warner empezaba a manipular el marketing cinematográfico. En realidad ambas actrices hacían un frente común ya que su objetivo era el mismo: relanzar sus carreras. Aunque no estaban de acuerdo con todo. Pero lo hicieron de manera distinta.

Joan Crawford, intentaba mantener sus estatus de icono del cine, bella, sensual, magnífica, mientras que Bette Davis intentó en ¿Qué fue de Baby Jane? evolucionar en su profesión, pretendiendo establecer como base, la calidad artística de sus interpretaciones. Es proverbial su primera aparición en el rodaje, en el que dejó boquiabiertos a todos con una caracterización realizada por ella misma de una patética vieja que se resistía a abandonar su antiguo papel de estrella infantil, una imágen icónica del cine.

La historia del rodaje de ambas películas se cuentan a partir del testimonio de otras actrices coetáneas, como Joan Blondell y Olivia de Havilland en 1978, en el Dorothy Chandler Pavilion, donde la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas celebró su Entrega Anual de Premios con el mismo nombre entre 1969 y 1987.

Creo que solamente lo dicho hasta aquí es suficiente para devorar la serie. Por si no fuera suficiente, los secundarios que arropan a semejantes actrices son espectaculares:

reparto_feud_Todo_Negro_Josevi_blender

Y ahora pasamos a los chismorreos. No es que sea importante, pero endulza la vida.

¿Sabías que Bette Davis colocó a su hija en la película? Sí, la vecina de las hermanas Hudson a la que tiene que torear Baby Jane es su propia hija, Barbara Merrill, que utilizó en el reparto el apellido de su padre.

Barbara_Merrill_Todo_negro_josevi_blender

¿Sabías que Joan Crawford fue sustituida en Canción de cuna para un cadáver por Olivia de Havilland porque fingió una enfermedad al enterarse de que Bette Davis era la productora de la película y tenía poder de decisión sobre el rodaje? Le costó una gran indemnización y fue el principio del fin.

Bette Davis fue nominada al Oscar como mejor actriz por ¿Qué fue de Baby Jane?, pero ¿Sabías que Joan Crawford se las apañó para recoger el Oscar en 1962? Lo hizo en nombre de Anne Bancroft, la ganadora, por El milagro de Anna Sullivan, cuando ni siquiera estaba nominada, dejando como perdedora en el patio de butacas a una atónita Bette en una difícil situación.

Feud nos cuenta éstas y muchas otras más intrahistorias. Un buen metacine en tan sólo ocho episodios de 45 minutos. Nadie dio más por menos.

No te la pierdas.

 

¿Qué fue de Baby Jane? Robert Aldrich. 1962.

baby_jane_Josevi_Blender_cartelPodríamos decir que ¿Qué fue de Baby Jane? no un clásico noir y es verdad. No tiene detectives, no tiene asesinato, no tiene crítica social…. Pero tiene el componente esencial de los bajos instintos del género humano: celos, secuestro, egolatría, locura….

Baby Jane (Bette Davis) cuida de su hermana Blanche (Joan Crawford) desde que ésta sufriera un accidente que la dejara en silla de ruedas. Es su cuerpo, sus piernas, su conexión con el mundo exterior. ¿Quién tuvo la culpa del accidente? ¿Quién fue la responsable? En este confuso contexto, Baby Jane intentará reconquistar brillantes tiempos pretéritos de una de las estrellas infantiles de su momento. Pero transcurridas ya varias décadas, su propósito no deja de ser una quimera, grotesca e incluso a veces, patética. Alcanzando el paroxismo.

2017-05-01 18.47.02

Joan Crawford conserva la cordura, es la pizca de racionalidad que impera durante la película. Bette Davis encarna la parte onírica. Dos maneras de enfrentarse al mundo: con los pies en el suelo o con la cabeza en las nubes. ¿Quién no se ha visto nunca ante la duda de que camino tomar?

Una cinta en la que únicamente el sentimiento y la emoción pura y dura nos envuelve y nos engancha en una deriva mentiras y verdades, realidades y ficciones.

Dos leyendas del cine que participan en una película en el inicio del declive de sus carreras. Joan Crawford intentando mantener el glamour de épocas brillantes y Bette Davis intentando reinventarse como actriz, ofreciendo un papel muy distinto de lo que había ofrecido hasta ahora, con el objetivo, ambas, de persistir en el mundo del celuloide glamuroso. Bette Davis consiguió la nominación al Oscar por su interpretación, pero fue Joan Crawford, quien ni siquiera estaba nominada, la que acabó subiendo al escenario en Los Ángeles para recibir la estatuilla en nombre de la ganadora, Anne Bancroft por “El milagro de Ana Sullivan”. Una historia excitante que os contaré.

2017-05-20 22.42.08

Fueron muchas las intrahistorias de esta película, muy bien recogidas en la serie Feud, de la que os hablaré próximamente, que además de profundizar en ¿Qué fue de Baby Jane?, analiza la posterior carrera de ambas y descubre los secretos del rodaje de otra película mítica “Canción de cuna para un cadáver” de 1964 en el que el tándem Davis-Crawford alcanzó una de las mayores batallas ególatras vividas en la historia del cine. Una película que acabó estrenándose de pura casualidad. Pero esa es otra historia….

2017-05-01 15.07.14

 

robert_aldrich_josevi_blender
Robert Aldrich. Director.

Soy un fugitivo. Mervyn LeRoy. 1932.

soy-un-fugitivoCon esta película del distinguido Mervyn LeRoy, nos volvemos a encontrar con otra pieza clave de la historia del cine negro. En este caso en lo referente al cine carcelario o penitenciario.

Este auge como nueva tendencia dentro del género, provocada en parte por un intento de regeneración del primitivo cine de gánsteres dentro de la política del New Deal de Roosevelt, denuncia las condiciones de la población penitenciaria dentro de un marco donde se denuncian los males de esta sociedad en este momento o se analizan las causas del origen de la delincuencia.

Es cierto que el cine carcelario, ya contaba con unos antecedentes como El presidio, 1930, de George Hill o Código Criminal, 1931, de Howard Hawks, pero la novela del mismo título de Robert E. Burns, en que se basa la película, alcanzó tal repercusión pública y política, que provocó que la película comenzara a rodarse tan sólo siete meses después de su publicación.

La película cuenta la historia de James Allen, interpretado por Paul Muni, un héroe de la primera guerra mundial que decide labrarse un futuro apoyándose en las publicitadas ideas de libertad e igualdad de oportunidades, pero que por culpa del azar se ve condenado a trabajos forzados en una penitenciaria del estado de Georgia. Este suceso es aprovechado por LeRoy para mostrarnos las duras condiciones de vida en una chain gang, una cárcel donde los presos se encontraban encadenados permanentemente y donde las vejaciones son el orden diario de funcionamiento. Tras escapar de ésta y labrarse en el anominato y la falsa identidad una reconocida posición social, vuelve a la cárcel denunciado por su interesada esposa y unas autoridades estatales regidas por la moral conservadora imperante.

A partir de este momento la trama de la película vira desde la denuncia social hacia la persecución del individuo y las consecuencias que se derivan para éste de un sistema rígido para el ciudadano normal, pero permisivo para conocidos criminales y traficantes, donde el sistema judicial no queda muy bien parado.

Se sigue el mismo esquema del anterior cine de gángsteres, pero tienen mayor peso los aspectos melodramáticos.

Denunciada por jueces y funcionarios de prisiones, condujo en cierta manera a un cambio en el sistema penitenciario y a la abolición de la duras chain gangs.

FICHA TÉCNICA:

Título original: I Am a Fugitive From a Chain Gang.
Año: 1932.
Duración: 90 min.
Director: Mervyn LeRoy. Warner Bros.
Guion: Robert E. Burns, Sheridan Gibney y Brown Holmes, según la novela de Robert E. Burns.
Música: Leo F. Forbstein.
Fotografía: Sol Polito.
Reparto: Paul Muni, Glenda Farrell, Helen Vinson, Preston Foster.

 

Detour. Edgar G. Ulmer. 1945.

detour_poster_todo_negroUna película que hace bueno el dicho de donde hay talento hay arte.

Detour, es una película de modesta serie B, con un reparto poco conocido que se ha convertido con los años en culto dentro del género.

En un tono de atmósfera casi de pesadilla, Ulmer crea una película de referencia con unos escasísimos medios, con planos fijos, un par de personajes y tres o cuatro decorados y rodada en diez días. Utiliza muy bien los planos a bordo de coches donde muestra unos diálogos brillantes sin necesidad de recurrir a grandes efectos y que obtiene como resultado una película un tanto extraña al mismo tiempo que fascinante.

La acción dramática tiene lugar en la carretera que une Nueva York con Los Ángeles y es relatada en primera persona por el protagonista en feedback mientas recuerda lo sucedido en un bar de Nevada.

vlcsnap-00003

Al Roberts, un pianista, interpretado por Tom Neal, se dirige a Hollywood para reunirse con su novia haciendo autostop ya que su economía es un tanto limitada. Le recoge un tipo, que inesperadamente muere en el trayecto sin que Al tenga nada que ver. Como desconfía de la policía, decide apropiarse del coche y del dinero de éste y continúa su viaje. Durante el camino recoge él mismo a Vera, interpretada por Ann Savage y que en su momento tuvo que huir del anterior propietario del coche, una mujer fatal que adivina su impostura y le chantajea. Le unimos a la trama los avatares que produce un destino autónomo y los caprichos de la fortuna que pueden hundir a cualquiera, una parte de road movie y la dosis de suspense adecuados y tenemos los ingredientes atractivos para un buen género negro.

edgar_ulmer_foto_todo_negro
Edgar G. Ulmer

Pero Edgar G. Ulmer llegó a la etapa del cine negro clásico tras una larga trayectoria. Se inició como parte de la dirección de arte y escenografísta en 1920 en películas como “El gabinete del doctor Caligari”, dirigida por Robert Wiene o “El Golem” de Paul Wegener. También participó con Murnau en “Las finanzas del gran duque” de 1924 y asistió a Fritz Lang en míticas como “Metrópolis” de 1927. Este bagaje se nota en mucha de la fotografía y la ambientación de esta película.

 

 

Está basada en la novela de 1939 “Detour : an extraordinary tale” de Martin Goldsmith, inédita en castellano. Una “rareza” del cine negro convertida en película de culto.

detour_poster_2_todo_negro

Me encantan los comentarios.

Cine negro para superar las navidades.

Ahora que, por fin, se avecina el final del acaramelamiento navideño, y con la finalidad de limpiar de restos pegajosos nuestros maltrechos cerebros y dignidades, nada mejor que un buen cine negro. Os dejo unas cuantas películas comentadas para que podáis elegir. Disfrutadlas como si fuera el último día. Se lo merecen. Introduce su nombre en el buscador y a disfrutar.

Si te apetece deja un comentario y lo hablamos.

Código criminal. Howard Hawks. 1931.

codigo_criminal_todo_negro_1Para finalizar el año en lo que a películas se refiere, un avance de la corriente penitenciaria que triunfará en el cine en los años posteriores, Código criminal.

La película se aleja del esquema característico del cine de gángsteres como Hampa dorada (1930) o El enemigo público  (1931).

Narra la historia de Martin Brady (Walter Huston), un duro fiscal de distrito que, tras acceder al cargo de alcaide de una prisión, ve como su hija Mary (Constance Cummings) se enamora del recluso que él mismo había enviado a prisión cuando era fiscal.

Está basada en la obra teatral de Martin Flavin con guión de Seton I. Miller (Scarface o Contra el imperio del crimen) y Fred Niblo.

El recluso Bob Graham (Phillip Holmes), del que se enamora Mary, cumple condena por causar la muerte accidental de una personalidad pública. Howard Hawks utiliza este argumento para criticar las condiciones de vida de los reclusos y el libre albedrío de los alcaides para aplicar los reglamentos y las prerrogativas a la vida de éstos.

escena_codigo_criminal_todo_negro

La trama sentimental es secundaria y sirve, ante todo, para poner de relieve la arbitrariedad de Martin Brady, que primero llevará a Bob Graham a prisión ejerciendo de fiscal, habiendo afirmado que podría salvarlo si fuera su defensor, y después beneficiará su estancia dentro de la cárcel tras conocer los sentimientos de su hija hacia él.

reparto_codigo_criminal_todo_negro

Sobre estas posiciones, la conducta del alcaide y el encarcelamiento de un inocente, funda Howard Hawks su crítica de una sociedad donde la suerte del individuo se juzga no tanto por sus actos o por su conducta habitual, sino por la situación en la que el azar puede colocarle en un momento cualquiera de su vida.

codigo_criminal_todo_negro_3

drama_en_presidio_todo_negroFilmada con sequedad y  gran economía de medios, The Criminal Code fue objeto de una versión paralela y en español (escrita por Matías Cirici-Ventalló) titulada El código penal (1931), y de un remake a cargo de Henry Levin, Drama en presidio ( Convicted , 1950).

Con “The Criminal Code” se abrió una línea fructífera de la corriente penitenciaria que a partir de ese año estrenaría títulos como “Soy un fugitivo” o “Veinte mil años en Sing Sing”.

Anatomía de un asesinato. Otto Preminger. 1959.

anatomia_de_un_asesinato_todo_negro

Película imprescindible del género negro, se la considera, a pesar de su tema judicial, como una de las obras que cierra el periodo clásico del cine negro.

Está basada en la novela de Robert Traver, seudónimo de John Walker, juez jubilado de la corte de Michigan. Con música original del gran Duke Ellington y utilizando a Joseph N. Welch, abogado de Boston antimacartista, para el papel del juez del caso, es una declaración de intenciones de Preminger sobre la necesidad de iniciar un nuevo periodo dentro del cine norteamericano que se despojase de la censura a la que había sido sometido por parte de la política.

Un antiguo fiscal (James Stewart), que ha perdido su puesto en las elecciones se dedica a laanatomia_de_un_asesinato_todo_negro_2 vida placentera de la pesca, el piano y la lectura debe defender a un teniente del ejército (Ben Gazzara) acusado de matar de cinco disparos al hombre que había violado a su mujer (Lee Remick). Para ello cuenta con el apoyo de un abogado alcohólico (Arthur O’Connell) y su secretaria (Eve Arden), que sin demasiadas esperanzas y con actitudes escépticas y desencantadas de la justicia abordan una tarea titánica ante el potente aparato de fiscales estatales. Esta actitud distante es la que les otorga una posición de privilegio, siendo conscientes de que la vida, después de juicio seguirá su habitual curso. Una mirada humanista muy novedosa en el tratamiento de los temas judiciales, donde no existen ni buenos ni malos, sino como todos los humanos, las dos cosas a la vez.

2016-12-11-17-43-30

Con un comienzo dentro de la imagineria del cine negro en la primera parte de la película, incluida el papel de mujer fatal de Lee Remick, en la larga segunda parte nos introduce en la sala del tribunal donde se produce el juicio del teniente Manion. El juicio en el que se declare la culpabilidad o inocencia es simplemente cuestión de habilidad de abogados y fiscales y que al espectador le importa poco el desenlace, lo importante es el camino.

Dura y tierna al mismo tiempo, áspera e irónica. Imprescindible. Sin ella es imposible entender el génro negro.