Las calles de la ciudad. Rouben Mamoulian. 1931.

city_streets_Todo_negro_josevi_blender_cartelUna película basada en un relato de Dashiell Hammet llamado originalmente After school y guionizada por Oliver H.P. Garrett y Max Marcin.

Lo que inicialmente se plantea como una película noir, policial tan propia de las novelas de Hammett, que ya había escrito a estas alturas Cosecha roja, se transforma casi sin darnos cuenta en una gran historia de amor.

Nan (Sylvia Sidney), está enamorada de un feriante de alma cándida que trabaja en la galeria de tiro de una feria, conocido por The Kid (Gary Cooper) e intenta convencerle de que se una a la banda de traficantes de alcohol en la que trabaja su padre Guy (Pop Cooley) todo sin ningún intenciones aviesas.

Kid se niega rotundamente hasta que Nan encubre a su padre en un asesinato y es enviada a prisión. Entonces todo cambia y Guy convence a Kid para unirse a la banda para conseguir dinero fácil y rápido con el que liberar a Nan de prisión, corrupción mediante, pero todo se tuerce cuando Nan sale de prisión y el gran jefe de la banda (Paul Lukas) se encapricha y enamora de ella.

2018-02-06 12.11.39

Ya os digo amor en un ambiente gansteril. Nada de una película de gansters con un toque romántico, la historia de amor acaba convirtiéndose en el tema central durante la segunda parte de la película. Merece mucho la pena ver esta conversión tan sutil, justificada y procedente. Los principios noir quedan a un lado.

Dirigida por Rouben Mamoulian, con esta película inició una, su carrera, que nos brindaría grandes historias como La reina Cristina de Suecia de la Garbo o Laura, que si bien fue acabada por Preminger fue iniciada por él. O Sangre y arena basada en la novela de nuestro Vicente Blasco Ibáñez con Tyrone Power y Rita Hayworth de protagonistas.

Un San Valentín diferente.

 

 

Cuando el título lo dice todo.

He pensado cuál sería la imagen de una portada que mejor representara a los clásicos míticos de la novela negra. Tras profundas discusiones con mi vaso, rellenado varias veces, acordamos que nada puede simbolizarlas mejor que el propio título. Así que ni corto, pero si perezoso, diseñé tres portadas de estos tres clásicos en los que el texto es su principal protagonista.

Añadí un par de marcas, la omnipresente farola de las noches urbanas y el papel pintado que tantas veces hemos visto en los escenarios del cine negro.

Espero os gusten. Más en…

cosecharoja disparen ellargoadios