Dexter. 2006

todo_negro_dexter_1

Este post es recordatorio. He visto Drexter. Sí, ya se que casi todos la han visto. Yo quizás soy de uno de esos que todavía no se había puesto. Netflix me conectó y me puse manos a la obra. Los capítulos cayeron uno detrás de otro sin la mayor vergüenza ni descanso. Me gustó. No esperaba lo que vi.

La serie transcurre en Miami. ¿Para qué más? Si partimos de las comparaciones, este no es el Miami glamuroso que nos presenta CSI. Mucho más natural y rebajando las pretensiones de lujo mantiene ese color pastel que imprime el ambiente art deco de la ciudad. Con el mar siempre presente, el clima caluroso y la humedad se experimentan, los personajes sudando abundan. La fotografía y el arte, bien, bien.

Pero me esperaba algo gore, y lo es, pero va subiendo de tono conforme avanza la temporada y culmina en escenas muy fuertes, pero para ello como con vaselina, sin que nos diéramos cuenta, ¿verdad?. Llevábamos esperándolas desde los primeros capítulos.

¿Personajes? Latino, por supuesto, mujeriego y parlanchín; un negro, perdón afroamericano, pero con muy mala leche; una novia traumatizada y pardilla; una teniente trepa pero sentimental; una hermana medio tonta, medio lista. Todos con una esencia seductora.

todo_negro_dexter_reparto

Y Dexter, un técnico forense con una vida muy peculiar. Asesino y amigo. Ciudadano y psicópata. Vecino y lunático ¿A vosotros no os dio la impresión de que Dexter es original, innovador y un punto extravagante? Pocas veces encontramos narrar desde la razón del delincuente, y no me refiero a su vida, como hizo posteriormente Hannibal con mejor factura, sino desde su propio sufrimiento y su discutible o indiscutible código de conducta proporcionado por un padre consciente, como pocos, del verdaderol temperamento de su hijo, privado de la capacidad de sentir, lo bueno y lo malo. Ese creo que es el verdadero espíritu innovador de la serie.

todo_negro_dexter_frase

El conocimiento que tiene Dexter de sí mismo y sus impulsos es abrumador. ¿Es un adicto? Vive al borde de la explosión, de intentar conseguir su dosis, en este caso, de víctima. En cualquier caso incluso padece cierto síndrome de abstinencia que lo acelera y le hace asumir riesgos. Sabe que todo puede acabar en cualquier momento y que el mundo conocerá su verdadera naturaleza.

No suelo pasar de la primera temporada de las series, no me gustan los giros de tuerca para convertir algo bueno en mediocre, porque, reconozcámoslo, es raro encontrar segundas y terceras y hasta octavas temporadas mejores que la primera. Pues con Dexter cometí el error de ver el primer capítulo de la segunda temporada, hasta ahí me sometió, y comienza con tal nivel… Igual, igual cae el segundo, y después….el tercero.

Buena serie, ¿no?