Tiempo de ratas. Marc Moreno. 2017


9788497438056_04_nÚltimamente el género negro está sometido a debate, qué es y qué no lo es, cuánto hay de cierto y cuánto de impostura, cuánto es género y cuánto mercadotecnia. ¿Reventaremos de tanto éxito? Y tanto que se podría discutir. Cuando el río suena agua lleva se hace verdadero.

Esta novela de Marc Moreno está ambientada en barrios marginales, aquellos que se sitúan a las afuera de las grandes ciudades donde el paro, la delincuencia, la cárcel o la droga no es un tema esporádico.

Y con esta temática nadie puede sostener que no se encuentra dentro de los márgenes del género. Está en sus orígenes cuando el señor Chandler comenzó.

Un camello tiene que salir por piernas y le enchufa una mochila llena de cocaína a su vecino de rellano Eloy. Ocho quilitos de nada para que se la guarde. Volverá a recogerla. La tentación de Eloy es muy grande. Con coger un poco no pasa nada, para divertirse, y en un barrio donde se está al acecho sobre cualquier foco de dinero saltan todas las alarmas. El Eloy tiene farlopa . Qué fiestones, nen.  Enseguida llama la atención de los mafiosos de la Verneda y de los Mossos corruptos… que cada vez tienen más ganas de saber quién es ese Eloy y de dónde sale la farlopa que esos pringaos se están metiendo. Dinero. Poder.

Tiempo_de_ratas_frase1_Todo_negro

Desarrollada en la actualidad utiliza un lenguaje marginal con gran cantidad de jerga. Pero lo importante es el emplazamiento. Lugares donde se sitúan las novelas de quinquis. Lugares donde la vida es una cosa que no vale mucho. Violencia, también de género, miedo, alcoholismo, degradación, parques llenos de jóvenes y bares llenos de parados cincuentones con pocas cosas que hacer cuya única ocupación es conseguir unos euros con lo que meterse para que pase el día. Madres abnegadas. Familias desestructuradas. Sitios donde la gente que nació allí tiene pocas o nulas posibilidades de desembarazarse de una ruina que les persigue. Un sueño de escapista moneda común entre todos sus habitantes.

Tiempo_de_ratas_frase2_Todo_negro

Un acierto. Volvemos a lugares y gentes de donde quizá nunca debimos salir y a quien nunca debimos abandonar.

Esta novela fue galardonada con el VIII premio Crims de Tinta RBA en 2017. Un motivo más.

ficha_novela_Marc_moreno_todo_negro

 

 

Aviso de muerte. Sophie Hénaff. 2017

aviso_de_muerte_sophie_henaff_Todo_Negro_Josevi_BlenderVolvemos a las andadas con el equipo policial de la rue Les Innocents, una dirección con nombre muy apropiado para la peña que forma la camarilla bajo las órdenes de la comisaria Capestan.

Denostados por el resto de los policías de París por sacar a la luz los trapos sucios de los que no se libra nadie en la anterior novela, vuelven a la carga con un caso de asesinatos anunciados con antelación, entre los cuales se encuentra un oficial de la Brigada de Intervención del 36 de Quai del Orfèvres, que al mismo tiempo fue suegro de la comisaria Capestan. Un asunto con muchas ramificaciones en el tiempo y en el espacio, en el que un caso cerrado vuelve a abrirse a la vista de los recientes acontecimientos.

En esta aventura, nos adentraremos más en la vida personal de Anne, aprovechando que el caso que tiene entre manos le afecta de manera personal, al verse implicado su exsuegro, así como su exmarido al que le sigue uniendo un fuerte vínculo que la separación matrimonial no ha conseguido romper de manera definitiva. La implicación sentimental y emocional es alta y da a la novela un punto más reflexivo que la anterior.

También empiezo a pensar en un deseo crítico de Sophie Hénaff hacia el sistema policialSophie_Hénaff francés, muy dado a mantener la jerarquía, el procedimiento, la legalidad. Una crítica sobre su funcionamiento utilizando para ello una grupo de lo más variopinto, pero de la que la comisaria consigue sacar el máximo valor a sus componentes. Es una directora eficiente que intenta llevar a cabo su labor de la mejor manera posible, superando todas las adversidades, incluidas las internas, con los, en principio, elementos más desterrados del sistema policial, demostrando que la efectividad no es una cuestión ni de expedientes ni de galones. Igual son imaginaciones mías.

Con la incorporación de miembros a la nueva brigada, más singulares de los que ya existían, la comisaria sigue defendiendo a capa y espada a su equipo, que todavía exhibe mayor surrealismo que en la novela anterior pero que lleva a buen puerto los asuntos que ponen en sus manos, eso sí, con sus propios métodos.

La brigada Capestán empieza a consolidarse como uno de los referentes de la novela negra, donde el humor y las situaciones absurdas tienen su peso en la trama y que recuerda a las novelas corales del género que trataron tan bien maestros como Westlake o Ed McBain en sus series de Dortmunder o de la comisaria 87, pero esta vez en tono francés.

Se hablará de esta saga, aunque en principio su editor francés Livres de Poche no tiene previsto que se sepa más títulos de esta especial brigada. Esperemos que reconsideren la situación. Sería una lástima quedarnos sin más entregas.

ficha_SOPHIE_HENAFF_1_tODO_nEGRO

 

Título: AVISO DE MUERTE

  • Nº de páginas: 336 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: ALFAGUARA

Limones negros. Javier Valenzuela. 2017.

LIMONES_negros_Todo_Negro_Josevi_BlenderQuizás lo más importante no sea el telón de fondo. Corrupción política. Si vemos lo que ocurre aquí, creo que  trasladarlo al otro lado del Estrecho no es muy difícil para ver más de lo mismo. No sé si estoy equivocado, Javier Valenzuela dirá.

Lo más importante es la descripción del ambiente cultural y social de Tánger de los últimos años. Tanto en las altas esferas del poder, como en las de quienes sobreviven con lo que buenamente ofrece la vida.

Todo ello visto desde la posición de Sepúlveda, profesor del Cervantes que reside desde hace muchos años en la ciudad. Es un tipo que vive la vida con comodidad, sin dotes tecnológicas, con una hija en la distancia, con relaciones cercanas. Vamos, que hace lo que le viene en gana. Sin aspiraciones. En el fondo vive y deja vivir. Intenta ayudar.

Los personajes, toda una fauna, sirven de excusa para contar maneras de vivir. Desde propietarios de holdings de empresas, prostitución adolescente, guardia civil, servicios secretos, promotoras inmobiliarias, criados, dueños de pequeños bazares, estrellas del cine, pero nunca para llegar a convertir la historia en una novela de espías y grandes acontecimientos políticos. Sepúlveda está ahí para que eso no ocurra. Todo es más corriente y normal. Una pena.

Destaca que, a pesar de los cambios apreciables en la novela negra actual, Javier sigue manteniendo una de las figuras emblemática del género, el de la femme fatale, con el personaje de Adriana Vázquez.  Una relaciones públicas ambiciosa que contempla su medio, el mundo de los negocios y desea su parte. Actualizada en maneras, pero con los rasgos característicos: independencia económica, gustos caros, importantes relaciones, habilidades sociales y personales que le permiten llegar allí donde solo su condición de mujer no se lo permite. Ambición y deseo de triunfo.

Lo que realmente es, para mí, más estimable de Limones Negros, son sus particulares referencias culturales y sociales relacionadas de una u otra manera con Tánger, Goytisolo, Ian Fleming, Paul Bowles, Mohammed Chukri, a la generación beat. A películas ambientadas en Tánger. A los tiempos de la Zona Internacional cuando Tánger era conocida como la ciudad de los espías, fama ganada durante la segunda guerra mundial y la guerra fría.

A veces emotiva, a veces cruel, bastante carnal. Retrata la sociedad tangerina con todas las contradicciones que conlleva vivir y relacionarse, en una sociedad musulmana, en pleno auge de una globalización en extensión permanente. Morales que se relajan, a todos los niveles. Adaptaciones al nuevo mundo.

El autor, por profesión y por lugares de residencia, le otorga si no una verdad absoluta, que tengo la convicción de que no existe, un testimonio de primera mano de lo que sucede ahora en Tánger.  Más reconocible de lo deseable. Y en el aspecto literario, su experiencia a la hora de contar, se manifiesta en maneras ágiles y envolventes demostrando una más que trillada capacidad de comunicación a través del texto.


javier_valenzuela_todo_negro_Josevi_blenderJavier Valenzuela Gimeno, nacido en Granada en 1954, licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Valencia, es periodista y escritor. Tras trabajar 30 años en el diario El País (director adjunto en Madrid y corresponsal en Beirut, Rabat, París y Washington), fundó en 2013 la revista tintaLibre. Es autor del blog Crónica Negra y ha publicado once libros: nueve de ellos periodísticos y dos novelas (Limones negros y Tangerina).