Triste, solitario y final. Osvaldo Soriano. 2008.

Triste, solitario y final.qxdQue mejor novela para regalar estas navidades que Triste, solitario y final. Una novela que conjuga la ilusión, la imaginación y la fantasía de este día.

Con prólogo de Eduardo Galeano, una garantía de la defensa de la sabiduría y el poder popular. Creando aquello que la vida real es incapaz de realizar: juntar en un mismo momento y lugar a Stan Laurel, sí el Flaco, a Philiph Marlowe, al mismísimo escritor, Osvaldo Soriano, a John Wayne, a Charles Chaplin. Todo un récord. Todo un sueño. Toda una proeza. Toda una locura.

Y las fantasías y locuras están para disfrutarlas. Regocijaos de esta maravilla ficticia, en la que hay que dejar libre el ensueño e incluso la alucinación, en la que disfrutarás sin peros de un relato cargado de todo lo que nos hace elevar los pies del suelo, de soñar, donde se aúnan aquellas cosas que la vida y su carga realista, que por momentos no nos es lícito disfrutar, privándonos una vez más de las más elementales premisas de la felicidad.

No existe asesinato ni investigación, ni juegos de inteligencia, ni tópicos del género negro, su único pretexto es dejar volar libremente las quimeras que solamente existen en una vida virtual cuyos únicos límites son los que nuestra maltrecha imaginación es capaz de fabricar.

Una agradable enemistad con el realismo que nos agobia y nos estropea un mundo fácil de vivir. Regalad y disfrutar. Feliz día de Reyes.