#60EnNegro. Concurso de cortos de Valencia Negra. 2016

Ayer se falló el concurso del III Certamen de cortos #60EnNegro dentro del festival Valencia Negra entre los seis finalistas que se disputaban el premio al mejor corto de temática negra de un minuto de duración.

cortos

El premio recayó en “Landscape” de Ramón Chorques.

La estética negra, los juegos de luces y sombras, el blanco y negro que tanto me gusta, picados y contrapicados, e incluso la banda sonora, con un gran dominio del lenguaje visual ha sido la nota dominante entre los finalistas. La calidad ha sido muy alta.

Sin embargo, en mi humilde opinión, el premio es bien merecido. La obra ganadora se aleja de estos parámetros puramente estéticos que cultivan el resto de nominados para centrarse en la trama. “Landscape” es rabiosamente actual por su crítica hacia los valores monetarios que imperan en la sociedad que hemos creado y que todos conocemos de una manera más o menos cercana. Poca estética negra pero gran carga de profundidad en la temática.

Aquí os dejo los otros cinco finalistas para que podáis disfrutar de ellos, y formar vuestra propia opinión.

¿Estáis de acuerdo con el premio? ¿Cuál os gusta más?

Enhorabuena Ramón.

¡ Ya está aquí Valencia Negra 2016 !

Cartel 4 edición VLC NEGRA. Autor Fernando CerveraEn la librería Bartleby, supongo que en honor al escribiente de Herman Melville, esta mañana me he puesto al día en la edición de este año del festival de género negro que celebra ya su cuarta edición en Valencia. En el ambiente distendido, ya habitual con los medios, Jordi, Santiago y Bernardo nos adelantaron las actividades programadas. Al loro.

Valencia Negra crece en cuanto a número y tipo de actividades, consolidándose como uno de los cuatro grandes de este país junto con Gijón, Barcelona y Getafe.

Esto es lo esencial:

  • Homenajes a Chirbes y Tasis

El primer fin de semana también contará con un homenaje a Rafael Chirbes, el aclamado novelista valenciano, fallecido el pasado verano. Chirbes recibirá a título póstumo el premio González Ledesma, que premia toda una carrera literaria.

El festival dedicará otro homenaje a Rafael Tasis (Barcelona, 1906), el padre de la novela negra escrita en catalán, que murió exiliado en París en 1966. Recientemente se han cumplido los 60 años de la publicación de La biblia valenciana, la primera novela negra que fue editada en catalán en España.

  • Estreno de la obra de teatro “La soga”

La sala Russafa será la sede de las representaciones de La soga, montaje teatral inspirado enla_Soga la película de Hitchcock y dirigido por Iria Márquez, que la compañía Arden Producciones ha producido expresamente con motivo de la cuarta edición del festival.

  • Ciclo de cine negro

Como cada año, el festival dedica un ciclo de al cine negro. En esta edición estará dedicado al cine polar francés. La Filmoteca Valenciana exhibirá cinco películas, con dos proyecciones de cada una de ellas para un total de diez. Las películas son Groupi Mains Rouges (Jackes Becker, 1943), Pleins feux sur l’assasin (Georges franju, 1961), Made in USA (Jean Luc Godard, 1966), Eaux profundes (Michel Deville, 1981) y Conexión Marsella (Cédric Jimenez, 2014). El ciclo de Polar francés se completará con una conferencia sobre esta materia, ofrecida por Daniel Gascó, experto cinematográfico.

  • Circuito de jazz

Por segundo año, VLC NEGRA impulsa un circuito de jazz, que se celebrará en cinco sedes diferentes: Sala Russafa, Black Note, Café Rialto, La edad de oro y Bistro Musical Una Cosa Rara. En total, se celebrarán 18 conciertos.

  • Premios

Valencia Negra mantiene las tres categorías de premios de novela: mejor novela, millor novel.la y best novel.

Las nominadas a mejor novela son La conspiración de los mediocres, de Ernesto Mallo (2015, Siruela), Madrid:frontera, de David Llorente (2015, Alrevés), Maldita verdad (2016, Versátil), El ángulo muerto, de Aro Sáinz de la Maza (RBA, 2015) y Soles negros, de Ignacio del Valle (Alfaguara, 2016).

Las nominadas a millor novel.la son Resurrecció i mort de G. T., de Josep Lluís Roig (3 i 4), La cara B de Esperança Camps (2015, Llibres del delicte), Un sepulcre de lletres minúscules, de Silvestre Vilaplana (Bromera), Sense fi, de Salvador Company (2015, Angle editorial) y Foc verd, de Jordi de Manuel (2016, Crimscat).

Las nominadas a best novel son Una lección de vida y muerte, de Belinda Bauer (2016, Roca editorial), La costilla de Adán, de Antonio Manzini (2015, Salamandra black), Fantasma, de Jo Nesbo (2015, Reservoir Books), El dragón de Shangai, de Qiu Xiaolong (2016, Tusquets) y El cártel, de Don Winslow (2015, RBA).

lemaitre

Y dos platos fuertes, que si bien a mí me atraen menos que los anteriores, evidencian la importancia que esta tomando el Festival. Uno tendrá lugar el sábado 7 de mayo, con la presencia del escritor francés Pierre Lemaitre, ganador en 2013 del galardón literario más importante de Francia, el Premio Goncourt.  Lemaitre es autor de una serie negra protagonizada por Camille Verhoeven, Comandante de la Brigada Criminal de París, cuya cuarta y última entrega se publica en España el 5 de mayo. Y el otro es que el escritor italiano Antonio Manzini será el encargado de protagonizar la sesión inaugural del festival, el viernes 6 de mayo en la Sala Russafa.

Id haciendo hueco, que los platos vienen cargados. Larga vida a VLCNegra.

CfyHcdKWQAAg8So

Yasmina Khadra. Entrevista en VLCNEGRA. 2015

imagesEl argelino Yashmina Khadra, uno de los escritores en lengua francesa con más proyección internacional, ha protagonizado la penúltima jornada del festival VLC NEGRA.  Nacido en 1955, es autor de más de veinte novelas que alternan el género negro con la visión crítica de Argelia, lo que le empujó a exiliarse en 2002. Ha escrito sobre la corrupción en su país y ha analizado con detalle el fenómeno del terrorismo islámico en su obra.

Yashmina Khadra es el seudónimo que utiliza este escritor y militar nacido en el Sáhara argelino, cuyo nombre real es Mohammed Moulessehoul. Escribió su primera novela, Houria, con dieciocho años, pero no fue publicada hasta once después. En 1989, después de haber firmado seis obras con su nombre real, decide refugiarse bajo un seudónimo para evitar la autocensura de sus primeras novelas. En 2000 abandonó el ejército para dedicarse por completo a la literatura. Con Morituri (2009), alcanzó la fama mundial. Sus obras han sido traducidas a más de 40 idiomas. Su última novela, ¿A qué esperan los monos?  (Alianza Literaria, 2014), está a mitad de camino entre el género negro, la crítica social y el thriller político.

LG00173701

“Los escritores intentamos pulsar el botón de alarma”

Antes de participar en el festival, Khadra ha hecho unas declaraciones en las que ha analizado diferentes cuestiones de la actualidad. “Algunos escritores se ven obligados a reaccionar ante acontecimientos políticos porque perciben la deriva y huelen el peligro. Intentamos pulsar el botón de alarma, pero a mí me da miedo caer en la trampa política, es meterse en un terreno que no nos pertenece. La política es hipocresía y los escritores no nos podemos llevar bien con quien la ejerce, pero tenemos la responsabilidad de no dejar descomponerse  a un pueblo”.

A pesar de ello, ha añadido, “el escritor no es forzosamente un  militante”, pero ha reconocido que grandes escritores han conseguido unir al pueblo ante la injusticia: “Zola despertó al pueblo francés para luchar contra el antisemitismo y Goethe descubrió al pueblo alemán sus potencialidades. Un escritor es un ciudadano, y un escritor que participa de la indiferencia contribuye a la aniquilación de su pueblo. Todo ciudadano es responsable y todo escritor es un ciudadano”.

“La primavera árabe no fue una revolución”

Khadra ha negado el carácter revolucionario de la primavera árabe, ocurrida en 2010 y que desencadenó revueltas en muchos países del Magreb y guerras civiles en Libia y Siria que aún continúan. “He sido el primero en decir que no se trataba de una revolución y algunos medios me han insultado por ello. Era solo cólera popular que derrocó tiranos sin nadie a quien colocar en su lugar. De ello se aprovecharon movimientos sectarios que han conseguido utilizar la ira de los ciudadanos. Un mes antes de la guerra en Libia afirmé que la agresión occidental contra Libia es la mayor grosería del mundo y que en vez de salvar a un pueblo iba a abrir la caja de Pandora que acabaría por destruir toda la región. Eso es lo que ha ocurrido. Pero no soy un visionario, sino alguien que observa e intenta comprender”.

trilogia el otoño

Las consecuencias de la Primavera Árabe son analizadas en la próxima novela de Khadra, La última noche del rais (Alianza Literaria) que verá la luz a finales de septiembre de 2015 en varios países al mismo tiempo y ha sido traducida al inglés, al alemán, al italiano y al español, entre otros idiomas. “Es una novela sobre las últimas obras de un dictador muy célebre cuyas maldades todo el mundo conoce. He intentado hacer hablar a ese dictador porque la novela está en primera persona del singular, es un viaje que propongo a los lectores, un viaje que sondea la megalomanía de un hombre”, anticipa el escritor argelino.

La historia de la Humanidad es la historia de la sumisión hacia la fuerza

Preguntado por el poder de la literatura frente al de las armas, ha afirmado que estas últimas “son quizá la herramienta más trágica de la Humanidad. Están en el origen de cualquier desgracia e imponen una relación de fuerza. La historia de la Humanidad es la historia de la sumisión hacia la fuerza. El espacio de maniobra del escritor se ve reducido, pero afortunadamente, el escritor sí puede apaciguar a las mentes frente a las armas”.

Khadra ha criticado duramente la escala de valores que hoy en día prima en el mundo: “Cuanto más se pierden los valores humanos, más se deriva hacia la supremacía del dinero. Hoy en día, el mundo se ha convertido en algo exigente desde el punto de vista financiero. La vida y el lujo son caros y nos sentimos fascinados ante las cosas materiales y el confort. Cuando el funcionariado no permite acceder a ese confort interviene la corrupción. La filosofía imperante es vivir bien sin importar cómo; en esta desbandada masiva todos imitan al otro y se banaliza la corrupción. Esto solo puede suscitar cólera y la cólera convoca a la violencia”.

“Nos hemos convertido en voyeurs

La mentira es una de las constantes en la obra de Khadra: “Ninguna mentira es aceptable excepto la que puede salvarte la vida, el problema es que la verdad no interesa a nadie. Vivimos una época de espectáculo, el parecer es más importante que el ser, nos hemos convertido en unos voyeurs y nos interesan más los rumores que la sinceridad. La mentira se ha convertido en algo bello porque nos presenta las cosas cono queremos que sean y nos hace creer que somos jueces y transformamos la calumnia en un divertimento. Devolver a una persona su dignidad no interesa a nadie, pero difamar a alguien y arrastrarlo por el lodo entusiasma a las masas. Nos hemos convertido en personas crueles: n os atrae el accidente, lo horrible, para vengarnos de la banalidad cotidiana y al mismo tiempo nos alejamos de lo que podría despertarnos del sueño y aprendemos a dejar de lado cuanto podría despertar el amor. En las redes sociales se habla de lo que interesa a los demás, se oyen más gritos de odio que de alegría y eso demuestra que hemos elegido lo que es detestable”.

A pesar de ello, ha manifestado que el ser humano tiene la capacidad de elegir. “Creo que la condición humana traiciona nuestra capacidad de llegar a la madurez. Somos los únicos capaces de convertir nuestros sueños en realidad y nuestra vida en desgracia. Podemos elegir amor u odio, quietud o guerra, todo depende de nosotros”.

angeles lobos

IS: “Cada generación reclama su parte de tragedia”

Preguntado por el fenómeno del IS (Estado Islámico), que recuerda vívidamente a otros episodios similares de violencia ocurridos a lo largo de la historia, ha afirmado que  la tragedia humana “es como un bucle, parece que cada generación reclame su parte de tragedia, hay una voluntad de suicidio en el ser humano. Parece como si la paz fuera aburrida y que los hombres necesiten sensaciones fuertes. Para ello se crean ideologías nefastas y en vez de hallar felicidad en la elevación de sus hijos, el ser humano se entusiasma con todo lo que le provoca miedo. El ser humano adora sentir miedo y le encanta destruir con una mano lo que construye con la otra. Es un fenómeno ya visto, un remake de la secta de los asesinos y eso demuestra que no hemos hecho mucho camino desde las cavernas de los trogloditas hasta los rascacielos. El ser humano es su propio enemigo y su mejor verdugo”.

Aún así, el escritor argelino aún cree “en la posibilidad de la redención. He escrito que todo tiene un fin y que ningún desgracia es eterna. Hay que apropiarse de nuestros propios sueños, aprender de nuevo a maravillarse y a amar. Las únicas alegrías que tenemos son los momentos que compartimos con la gente que queremos, todo lo demás sobra. Intenten amar. Es una gran terapia, un gran remedio”.

Un dinar un dia qualsevol. Ferran Torrent. 2015. VLCNEGRA. El reconocimiento de una deuda.

Ayer, en Valencia Negra estuve en la presentación de la novela de nuestro gurú valenciano de la novela negra, aunque no creo que le guste mucho esta catalogación, huye de las etiquetas, y en parte tiene razón, también lo es de otro tipo de novelas. Repasando los artículos de la presentación del nuevo libro de Ferran Torrent “Un dinar un dia qualsevol” y he comprobado como la vertiente política de la charla ocupa un gran espacio. Es muy atrayente, con los tiempos que corren…

ft3

Dentro de su posicionamiento político de izquierdas, sin ser sectario, al que no le gustan las etiquetas, comprensivo que no tolerante con la corrupción, situó sociológicamente la novela, destacando a esta Valencia como el mejor caldo para inspiración de escritores de novela negra. En este sentido conoce profunda y personalmente a los personajes que pululan por la sociedad política de la Comunidad Valenciana, a los que atribuye un perfil valenciano que prolifera bastante: chulesco, gracioso, impune, “de peine en el bolsillo trasero”.

ft

Concebida como la primera novela de una trilogía: “Un dinar un dia qualsevol”, “Pinturas de Guerra” y “El segon sistema” quiere retratar algo más que la sociedad de la crisis, también aquélla que ha surgido como consecuencia de ésta, la sociedad postcrisis, donde se ha creado un segundo sistema que se nutre del primero a la vez que lo extorsiona. “Esto es lo que ha quedado de la crisis”. Para ello dota de gran protagonismo a personajes secundarios muy potentes que viven en la clandestinidad económica, en el segundo sistema, entre ellos reconocemos también a los actores de la cuestión política.

Creo que la imagen de quien no conozca a Ferran Torrent podría quedar marcada como otro escritor de la corrupción y la indignación valenciana. Nada más lejos de la realidad. Ferran Torrent cuenta en su haber con una gran lista de novelas del género negro y de fuera de él.

ft1

Yo soy un gran aficionado a la novela negra gracias a él. En los 80, en muchísimos centros educativos de Valencia, Ferran era lectura obligatoria en los planes de literatura y valenciano. Somos muchísimos de mi generación los que hemos leído “No emprenyeu el comissari”. También obras posteriores como “La mirada del tafur” fue leída por la generación de mis hermanos pequeños o mis hijos mayores.

ft2Con ese arraigo entre los menores de cincuenta, muchos descubrimos con él la existencia de la esencia de lo negro: las bajas pasiones, la envidia, la codicia, los celos, la venganza. Tengo que releerlo, los años supongo que me la habrán cambiado.

Valgan estas líneas para reconocer una deuda que los lectores negros de ésta, nuestra Comunidad, tenemos para con él.