Laidlaw. William McIlvanney. 1977

todo_negro_laidlaw_portadaPara finalizar el año, lo mejor que he leído hasta ahora, Laidlaw. Un duro golpe en el estómago desde la crudeza y la especial moralidad de tierras escocesas donde el aroma del whisky y antros ancestrales acompaña las tardes lluviosas. Un tartan en toda regla, barra de medir de la denominación de origen del subgénero.

Jack Laidlaw es un inspector, cercano a los cuarenta, muy enraizado a su terruño con reflexiones sobre su medio natural desencantadas:

laidlaw_frase_5

Lector de Kierkegaard, Camus y Unamuno “como si fueran una provisión encubierta de alcohol”, su mujer piensa de él que “era como si su carrera como boxeador aficionado se hubiera extendido a su vida social, si bien no en el plano físico”.

La trama de la novela gira en torno a la investigación de la violación y asesinato de una adolescente, cuyo cuerpo aparece en un parque público. Incurso en ella, Laidlaw recibe la ayuda del detective Harkness, su contrapunto holmesiano, con un tratamiento de las interrelaciones diferentes en cuanto a la forma, pero en el fondo con su mismo sentido doctrinal y existencial. Deben encontrar al asesino antes que el padre de la víctima para evitar que este se tome la justicia por su mano, en una actitud extrañamente comprensible para todos los implicados en el asunto.

laidlaw_frase_2

Un viaje a través de Glasgow  y sus zonas especialmente obreras y conflictivas, la mayoría de las veces en autobús, nos muestra una ciudad alejada de posibles contaminaciones de la industria turística.

Por ella transcurren hampones consentidos dueños de vidas y destinos, barrios del extrarradio de instintos primarios, donde la violencia es el arma preferida. No sólo es dura sino también triste, sin esperanza de vida. Personajes que dejan con una verdadera lágrima a punto.

Una lectura que destila humanidad en todas sus páginas, en todas ellas te encontrarás algo que te haga detenerte a saborear y considerar el muestrario de pensamientos y sensaciones que emana.

laidlaw_frase_1

Novela premiada con el premio Silver Dagger, inició una trilogía del inspector Laidlaw formada por, además, “Extrañas lealtades” de 1991 y “Los papeles de Tony Veitch” de 1995.

mcilvanney_ficha_novela

Los comentarios avivan el alma. Deja el tuyo.

Disparen sobre Errol Flynn. Stuart M. Kaminsky. 1977.

todo_negro_disparen_sobre_errol_flynnPodría deciros que la lectura de esta novela es una relectura de los clásicos, cosa que es verdad, detective marginado de vida disoluta y aficiones particulares, despechado por casi todos, pero necesario para los quehaceres domésticos y farsantes de los impúdicos gerifaltes.La garra que éstos no se atreven a mostrar pero que necesitan ejecutar para su propia supervivencia.

Para ello cuentan con Toby Peters, primera novela de este singular personaje, agente de seguridad de la Warner que fue despedido en su momento por romperle el brazo a un conocido actor y al que recurren para solucionar un chantaje a otro actor, si, a Errol Flynn.

Haciendo gala de las mejores peculiaridades de los detectives de los 40, Toby no tiene más remedio que aceptar la propuesta, a bajo coste, pero exhibiendo la altanería y soberbia exigibles ante quienes lo ignoraron y despreciaron pero que ahora intentan a través de él solucionar los obstáculos que se presentan para desarrollar su ingente negocio.

Hasta aquí un clásico, digno del mejor Chandler, pero desarrollando la trama en el ambiente cinematográfico más selecto que se haya reflejado en una novela. Por lo menos de las que yo he leído.

Cualquier novela negra tiene como personajes hampones, mujeres fatales, policías corruptos, abogados sin escrúpulos, amigos sin conciencia, amigos con ella, incondicionales del protagonista, pero con Kamismky y su referencia al mundo del cine todo esto varía. A lo largo de la historia aparecen ilustres actores de la época dorada, pero no como traseúntes, sino como verdaderos actores en el desarrollo de la trama, en la que desempeñan un papel de protagonistas, mención aparte de Errol Flynn con una actuación tan destacada como la del mismísimo Toby Peters.

Así podremos disfrutar de excelentes diálogos entre nuestro Toby y actores de la talla de Humprey Bogart, mientras se encuentra en un descanso del rodaje de El último refugio (High Sierra) de Raoul Walsh, o con Peter Lorre mientras éste se encuentra preparando su papel para rodar nada más, y nada menos, que El Halcón Maltés de John Huston.

Y además no solamente aparecen estos dos actores, el repertorio es amplio y excelente: Charlton Heston, Pat O’Brien, James Cagney, Harry Beaumont, Edward G. Robinson, Michael Curtiz, Raoul Walsh, Gary Cooper o Judy Garland.

todo_negro_disparen_sobre_errol_flynn_frase

Una novela para amantes del género en su faceta más clásica, y un imperdible para los enamorados de la época dorada de Hollywood. Y si amas ambas cosas, una obra legendaria sin posibilidad de ningún tipo de desilusión.todo_negro_ficha_kaminsky

Hay que matar a Lewis Winter. Malcolm Mackay. 2016

hay_que_matar_a_lewis_winter_malcolm_mackay_josevi_blender_todo_negroNovela tartan noir, a pesar de los aspectos polémicos de esta denominación, suscitados por autores encuadrados en la misma, como McIlvanney , considerado iniciador de este subgénero. Pero eso sería entrar en disquisiciones teóricas para las que, reconozco, no me encuentro preparado. Ni tampoco me interesan mucho. Quizás Val McDermid e Ian Rankin son los que deberían opinar al respecto.

Primera novela de Mackay dentro de La trilogía de Glasgow, única publicada en castellano. Con una trama centrada en el asesinato, como no de Lewis Winter, su investigación y resolución. Con policías y hampa como elementos confrontados. Sin embargo es mucho más que eso, trata los entresijos de la vida de un sicario, y por ende, del mundo del hampa. De la cotidianeidad que también posee este trabajo, muy ligada al destino y la capacidad de supervivencia de la delincuencia escocesa.

hay_que_matar_a_lewis_winer_josevi_blender_todo_negro

Sicario en sus aspectos más íntimos, sus preocupaciones, sus miedos a ser descubiertos e implicados. Un manual de buenas prácticas desde un punto de vista objetivo y con una naturalidad que pone los pelos como escarpias. Un sicario debe ser solitario, comedido, metódico, disciplinado, debe saber convivir con la incertidumbre, debe saber leer, a partir de indicios en prensa, como está desarrollándose la investigación con la finalidad de saberse más o menos a salvo, en definitiva de disminuir los riesgos. Clave para una actuación profesional. Una conseguir una buena reputación dentro del gremio, el gremio de quienes participan de esta forma de vida.

Una novela donde las mentiras tienen las patas muy cortas, donde la policía tiene los brazos atados muchas veces, y otras se vende al mejor postor y donde se descubre una sociedad escocesa paralela a la superficial.

Narrativamente, el autor apela directamente al lector con frases tan poco habituales como “…por si te interesa”, y al menos en mí, consigue cierta empatía con Calum, nuestro protagonista, ajeno a disquisiciones morales de cualquier tipo. Es su trabajo, debe realizarlo bien y de manera segura. Y al final creo que tal minuciosidad y seriedad en el desarrollo de una tarea debe encontrar una recompensa, la de salirse de rositas.

hay_que_matar_a_lewis_winer_josevi_blender_todo_negro_1

Una historia con una visión diferente.Deseando leer las siguientes entregas, de profundizar en este nuevo personajes dotado de una humanidad poco conseguida en el género.

Trilogía de Glasgow:

glasgow-trilogy-banner

ficha_malcolm_mackay_todo_negro_josevi_blender

Los carros vacíos. Francisco García Pavón. 1965

carros_vacios_todo_negro_josevi_blender

Esta es la primera novela en la que aparece Plinio, Jefe de la Policía Municipal de Tomelloso, creado por Francisco García Pavón. Se trata de una historia corta más que de una novela (57 páginas), en la que el autor establece los cimientos en los que se basarán las varias novelas y numerosos relatos de este policía tranquilo, que no desea más que convivir en paz y al que no le gusta cualquier alteración de su cotidianeidad, al que es fácil cogerle cariño, cercano y creíble, nada heroico.

En “Los carros vacíos” resuelve, gracias a su natural intuición el asesinato de unos meloneros, sí, meloneros que se dirigen con sus carros y su mercancía al mercado del pueblo, presionado, como no podía ser de otra forma, por el alcalde, el pueblo y la presencia de la guardia civil.

Situada en la dictadura de Primo de Rivera, su ambientación es rural, pero no con la ruralidad de las novelas actuales, usada con cierto snobismo,  sino con la antaña, real y extensa, cuando se viajaba en carro o andando y el mercado era el acontecimiento semanal de los pueblos atrasados de España, ambiente propicio para desarrollar costumbrismo y crítica social hasta donde era posible en los años de la dictadura.

frase_carros_vacios_todo_negro_josevi_blender_1

García Pavón también expresar un cierto espíritu cervantino en el tono de la novela:

frase_carros_vacios_todo_negro_josevi_blenderComo Sherlock también tiene su “Watson” particular, Don Lotario, veterinario del pueblo, en quien confía plenamente, propietario de un Ford, modelo «T», matrícula de Ciudad Real número 102, que le sirve de soporte moral y apoyo de su discurso.

Pero la difusión de las historias del Jefe de la Policía Municipal de Tomelloso, llegó a su máxima expresión cuando fue trasladada a la televisión mediante una serie que se estrenó en 1971, interpretada por Antonio Casal en el papel de Plinio y de Alfonso del Real en el de Don Lotario. Fue dirigida por Antonio Giménez Rico, con guión de éste junto a José Luis Garci.

serie_plinio_todo_negro_josevi_blender

Una buena lectura para sumergirse y conocer las raíces del género policíaco español, al menos de una parte importante de él.

ficha_garcia_pavon_josevi_blender

Autores en Todo Negro.

Un verano para leer sobre todo aquí, donde el rigor veraniego hace prohibitiva, durante gran parte del día, la danza trotamundos por el trazado urbano. Asadura de cerebros y de gomas de zapatos de gamuza azul antes del anochecer. Sudor y mala leche. Y cerveza, mucha cerveza.

cerveza

Nadie sabe como ha sido, pero todos han desaparecido. Es tu momento, una novela negra para los urbanitas que nos abandonamos a la pereza, o simplemente al miedo de salir de nuestro medio natural.

A elegir, mexicana, americana, española, finlandesa, argentina, francesa, inglesa… para todos los gustos. Sádica, más sádica, introspectiva, actual, clásica, humorística, transcendental…Lo dicho para todos los gustos.

Estos son los autores que con el tiempo se han infiltrado en los post de Todo Negro. Si buscas lecturas de género o simplemente tienes una piedra en el zapato, elige a un autor, introdúcelo en el buscador y tendrás su reseña. Son especialistas en corroer mentes y sacudir conciencias, en hacerte reir y en pasar un buen rato, en definitiva, en disfrutar leyendo, que para eso también está el verano y este maldito calor. ¡Quizá encuentres lo que buscas!

¡BUEN VERANO !

autores4

autores1

autores2autores3

TODO NEGRO

cropped-sangre_todo_negro11.jpg

 

La ciudad de la memoria. Santiago Álvarez. 2015.

la_ciudad_de_la_memoria_de_santiago_alvarezLa ciudad de la memoria es un tributo al género negro. Las citas de películas clásicas al inicio de cada capítulo es una declaración de intenciones. El sueño eterno, Atraco perfecto, Historia de un detective, La jungla de asfalto marcan los estados de ánimo al lector.

Y Vicente Mejías también. Nuestro protagonista, detective, chapado a la antigua, al margen de nuevos tiempos, adopta una posición nostálgica y romántica de su quehacer negándose a desprenderse de los atributos que perfilan a un detective clásico. Gabardina, reloj de cadena e incluso pistola, pero la historia de la pistola es otra historia.

frase_ciudad_de_la_memoria_1

Su adoración por Bogart, su Bogie, despeja cualquier duda para aquél que todavía la tuviese. No puedo dejar de recordar a Samuel Esparta, detective creado de la mano de Ramiro Pinilla, de sus compinches Hammet y Chandler, de Koldobike y de su intento de preservar una época en que se adoraba a los detectives.

frase_ciudad_de_la_memoria_2

Tampoco vive en una burbuja. Sabe que ahí fuera se funciona de otra forma pero los motores que mueven a las personas siguen siendo los mismos. La ira, el orgullo, y la avaricia sobre todo. Pero siempre hacia delante, su tendencia natural, quizá por su pasado, quizá por que no le queda otro remedio. La ciudad de la memoria tiene cierta profundidad sentimental que es difícil de encontrar en la extendida superficialidad de mucha novela actual.

En contraposición, Berta, su ayudante-becaria-necesitada, es una joven cumplidora de las exigencias sociales para la obtención de un medio de vida. Estudiante y trabajadora. El elemento equilibrante entre fantasía y realidad, obligando a su jefe Mejías a precindir de ciertos hábitos.

La ciudad de la memoria es algo más que unos personajes, es un viaje por las vidas de personajes. Toda una vida, como dice la canción, me estaría contigo. Gente que pulula por esta historia, que viven y vivieron situaciones políticas y sociales actuales y pasadas. El pasado siempre nos acompaña, hasta el final. Si eres de los que gustan de hechos trascendentales que marcan el futuro, ésta es la tuya.

La crítica social tampoco deja de estar presente. Una mirada por la creación de fama, fortuna y riqueza, no exentas de culpas y remordimientos revueltos entre falta de escrúpulos, y quizás más comunes de lo que podría sospecharse.

A pesar del apego a épocas pasadas, el detective Mejías nos permite, no sé si gracias a Berta y su avanzadilla tecnológica, ciertas licencias a sus lectores que ni Marlowe ni Spade hicieron: acceder a sus archivos. Yo creo que Berta se excedió en sus atribuciones, y sin la autorización de Mejías nos deja ver, su “libreta de apuntar gilipolleces”. ¿Qué detective que conoces te dejó que urgaras en ella? Échale un vistazo

libreta_mejias

Una novela redonda como el fondo de un vaso de whisky. ¿Laphroaig?

ficha_Santiago_Alvarez

 

 

 

 

 

Balas de plata. Élmer Mendoza. 2008

balas_de_plata_elmer_mendoza_Josevi_BlenderÓrale güey. Con Balas de plata nos espera un viaje por el estado de Sinaloa en México, en la costa pacífica. En concreto por las ciudades de Cutliacán y Mazatlán. El jefe de la expedición, Élmer Mendoza.

Una novela etiquetada, con lo poco que me gusta, como narcoliteratura, nos hace partícipes de la situación social y política de México, donde los narcos ejercen el poder en la sombra, o a pleno sol, hacendados y caciques del país, que deciden según sus reglas.

Elmer4

El protagonista es el detective Edgar “el Zurdo” Mendieta,  de la Policía Federal Preventiva de México, un “policía normal de cuarenta y tres años que siempre viste de negro, con tres días sin afeitarse e incapaz de enamorarse” que debe investigar un asesinato que afecta a las altas esferas políticas y económicas. Mordaz y burlón, vive en la Col Pop (Colonia Popular), una ciudad pobre, caldo de cultivo de bandas y proveedora de mano de obra de los cárteles de la droga, tanto que hasta Mendieta participó en su momento.

Elmer3

El Zurdo se encuentra rodeado de la pandilla habitual: Gris Toledo, compañera de Mendieta, joven y con disposición, que le aporta respaldo moral en muchas situaciones; Ortega y Briseño, sus superiores; Angelita, su secretaria; Ger, su empleada de hogar con inclinaciones maternales;  Marcelo Valdés, el narco que dirige los destinos de todos aquellos que desean prosperar.

Pero al margen de estos personajes aparecen otros que ya no son tan comunes dentro del género: Parra, el psicólogo que le trata de sus “dolencias”; el padre Bardomino, de gran trascendencia en el comportamiento de el Zurdo, cuya remota relación me parece inoportuna revelaros en esta reseña, es curioso descubrirla, pero innovadora como parte de la personalidad de un protagonista de novela negra. Como no, tampoco faltan males de amores.

Estilísticamente es una obra repleta de mexicanismos (algunos de los más curiosos recojo al pie de este post), además de una forma especial de presentar los diálogos, al estilo de Saramago, de manera contínua, sin estar precedidos de un guión, únicamente diferenciados por un punto o por un signo de interrogación o exclamación, lo que dificulta su seguimiento durante las primeras páginas hasta que liberamos la mente y todo empieza a fluir. Y la recompensa es mayúscula.

Elmer_Mendoza_Josevi_Blender_1

En el fondo, Élmer Mendoza, nos presenta un mundo propio, parecido formalmente al descrito por otras novelas negras, pero con las singularidades del medio mexicano, violento, familiar, desamparado, pero también feliz a su manera asumiendo las circunstancias de la vida que le ha tocado. También lo hace con su singular manera de relatar las historias, dejando que el lector vaya atando cabos.

Balas de plata fue merecedora por unanimidad del III Premio Tusquets de Novela.

Lo dicho, órale güey.

Aquí os dejo una serie de palabras y expresiones, creo que curiosas de conocer:

Elmer5

ficha_elmer_Mendoza_Josevi_Blender